Papel





La Cámara Laboral condenó a un gerente de una importante papelera a indemnizar con 138.000 pesos a su secretaria, a la que sometió a malos tratos de tal magnitud que hasta controlaba la cantidad de papel higiénico que usaba cuando iba al baño. La trabajadora, que con frecuencia era llamada “loca” o “desequilibrada mental” por su jefe, debió afrontar un cuadro de “reacción vivencial anormal neurótica grado III”. Los testigos contaron que el jefe “controlaba todo el tiempo adónde iba e incluso, cuando iba al baño, la cantidad de papel higiénico que usaba”.


Comentarios


Papel