Para Carrizo fue “desgracia personal”

El arquero de River comentó que en el primer gol de Boca la pelota no se le escapó, “fui con la intención de rechazar y se metió adentro”. Además, agregó que cree en la buena fe de los árbitros y como todos “están expuesto al error”.



#

Carrizo cometió un autogol en la Bombonera (foto AP).

Fútbol de AFA

El arquero de River Plate Juan Pablo Carrizo manifestó hoy que el gol en contra que convirtió ayer ante Boca Juniors “fue una desgracia personal” y que “será recordado” por haberlo concretado en el clásico.

“No es que la pelota se me escapó, fui con la intención de rechazar y se metió adentro. No hay secretos. Boca, a través de una desgracia personal, abrió el marcador, enseguida encontró su segundo gol y ahí se nos complicó el clásico”, dijo Carrizo.

Cuando se le preguntó si la presencia de Cristian Chávez en la jugada del gol lo había complicado, Carrizo sostuvo: “A él lo destinaron para cortar mi avance ante cada corner. El gol vino porque la pelota cayó adelante y cuando intenté reaccionar, hizo el efecto contrario y se metió en el arco”.

Inmediatamente, el arquero agregó: “Ya me olvidé del partido, lamento haberlo perdido por todo lo que significa perder un clásico para la gente. Soy autocrítico, sé que los chicos nunca mencionaron algo porque cualquiera se puede equivocar”.

Carrizo también se refirió a la actuación del árbitro Patricio Loustau, a quien se acusó de haber perjudicado a River con sus fallos.

“Que nos haya perjudicado o no es algo anecdótico. Querés que se equivoque lo menos posible en tu contra, pero yo creo en la buena fe de los árbitros. Como jugador no quiero entrar en problemas o roces con alguien, que como nosotros está expuesto al error”, opinó.

El arquero también se refirió al altercado que mantuvo con un supuesto alcanza pelotas, al cual le pegó un cachetazo, por lo cual deberá presentarse ante la Unidad Fiscal Sudeste.

“Le dije que me diera la pelota, me la mostró y la tiró para atrás. En momentos como ese no pensás y le tiré el golpe. Si era un chico, jamás le hubiera pegado. Me queda un sabor amargo porque a través de nosotros los fiscales buscan tapar muchos problemas importantes en los cuales se tendrían que hacer hincapié”, expresó.

Para cerrar el capítulo del clásico, Carrizo puntualizó que “la gente quiere que termine este Clausura y verse fuera de la promoción. Le queremos dar al hincha un mensaje de tranquilidad, todavía quedan cinco partidos”.

En una jornada complicada por lo sucedido ayer, Carrizo recibió el respaldo de Sergio Batista, quien lo confirmó como uno de los tres arqueros para la Copa América.

“Lo vi por Internet y me pone contento el respaldo en un día como hoy. Me da mucha alegría saber que voy a estar en la Copa América”, concluyó.

DyN


Comentarios


Para Carrizo fue “desgracia personal”