Para el cónsul chileno, las pintadas son «cuestiones políticas»

NEUQUEN (AN).- El cónsul de Chile en Neuquén, Frank Sinclair Manley, consideró que las pintadas xenófobas contra la esposa del intendente Horacio Quiroga obedecen «a cuestiones políticas que tienen que ver con las elecciones de octubre».

En ese contexto, el diplomático trasandino se disculpó de opinar sobre el contenido de las leyendas que el lunes por la noche manos anónimas dejaron en dos paredones de esta ciudad.

«Les pido que me disculpen pero para mí esto tiene que ver con la política, son cuestiones políticas de las que no quiero opinar», indicó Sinclair Manley en diálogo con este diario.

Por otra parte, desde el entorno del intendente Horacio Quiroga -quien está convencido de que la autoría de las pintadas es del Sindicato de Trabajadores Municipales (Sitramune)- se informó que el jefe comunal tuvo un contacto directo con el presidente del Instituto Nacional contra la Discriminación y el Racismo (Inadi), Enrique Oteiza.

Sobre esa denuncia, explicó una fuente del palacio municipal que «ya se enviaron las fotografías de los paredones y ahora estamos preparando otros documentos que acompañen la presentación que se exige en estos casos».

La pintadas en cuestión son injuriantes y agraviantes contra la persona de Marlene Velásquez, esposa de Quiroga y coordinadora de la intendencia comunal.

Los ataques hacen constante referencia a su nacionalidad chilena y son despectivos e inmorales. Por eso, este diario desistió de reproducir los términos de los mismos.

«Yo tengo el cuero duro, pero esta vez es con mi esposa y con toda mi familia ¿Cómo le puedo explicar esto a mis hijas?», sostuvo Quiroga durante un contacto con este diario.

El hecho se inscribe en el prolongado conflicto que el ejecutivo comunal mantiene con el gremio Sitramune, que desde hace unas semanas ocupa el primer piso del palacio municipal.

En relación a las pintadas, el secretario general del gremio que nuclea a los empleados municipales, Luis Martínez, negó que Sitramune haya tenido que ver con las pintadas, repudió los términos del mensaje y adjudicó «al personal de los servicios de inteligencia que trabaja con Quiroga».

«Consideramos que la ocupación de edificios públicos, los cortes de ruta, la intimidación trabajadores y a funcionarios, así como la agresión permanente a quienes piensan distinto, deshumanizan toda manifestación social y sólo aparece como una práctica fascista que nada tiene que ver con la democracia que intentamos sostener», sostuvo ayer el concejal de Recrear Marcelo Bermúdez al referirse al cariz que tomó la situación a raíz del conflicto municipal.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora