Para ellas no hay nada imposible

Argentina venció a Alemania en la Copa Federación y jugará la final.



El equipo argentino de la Copa Federación casi ignorado en un comienzo ya que todos le prestaban atención sólo al de Copa Davis, concretó ayer un muy gran triunfo ante Alemania en Hamburgo por 4 a 1 y se clasificó para la serie final, ante las potencias del tenis femenino, que se desarrollará en Madrid, España, desde el 5 de noviembre. La pergaminense Paola Suárez y la rafaelina María Emilia Salerni fueron las abanderadas del valioso triunfo albiceleste comandado por Ricardo Rivera.

Suárez, 24 en el ránking mundial, derrotó a la mejor de Alemania, Anke Huber, 17 en el mundo, en un cerrado cotejo que la “Negra” definió por 4-6, 6-3 y 12-10, tras ir en ventaja por 5 a 1 en el tercer parcial que se le complicó increíblemente.

Salerni, 104 en el escalafón internacional, le pegó a las alemanas el golpe de nocaut al derrotar a Barbara Rittner, 65 en el mundo, por 6-2, 6-7 (7-9) y 6-2.

El punto final para la Argentina lo brindó el dobles. Laura Montalvo, número dos del país en la especialidad, junto a la cordobesa Clarisa Fernández derrotaron a las alemanas Bianka Lamade y Andrea Glass por 6-4, 5-7 y 6-2.

De esta manera, Argentina, que en la primera ronda había derrotado a Japón como visitante en cancha rápida por 4 a 1, jugará en Madrid la serie final de la Fed Cup para la cual ya clasificaron, España, Estados Unidos, República Checa y Bélgica.

En el primer choque de la jornada Suárez pagó, en parte, con un espectacular triunfo ante Huber las últimas dos renuncias al equipo nacional.

Fue un duelo de dos horas y 42 minutos, que puso a prueba los nervios de los más de 3.000 espectadores que se entristecieron con la inesperada -para ellos- derrota de Huber, quien anunció que en enero del 2002 dejará el circuito profesional.

Después de dos sets claros para una y otra, llegó la emoción en el tercero. En el 8-7 favorable a Huber, la alemana tuvo un match point que desaprovechó, al igual que otras dos ocasiones cuando ganaba 10 a 9. Finalmente y tras un nuevo break, Suárez se llevó el triunfo por 12-10 que festejó como pocas veces.

Rittner, de 28 años, no aguantó el ritmo impuesto por la “Pitu” Salerni, diez años menor que ella, según el comentario de las agencias internacionales.

El arranque de la rafaelina fue demoledor. En sólo once minutos estaba 4-0 arriba y liquidó el primer set en 24 minutos. En el segundo parcial estuvo la emoción del encuentro porque la “Pitu” levantó una desventaja de 1-4 y forzó a un tie break. Es más, en la definición Salerni levantó otra desventaja importante (2-5 y 3-6), pero falló un par de pelotas adelante para que Rittner liquide el parcial 9-7 recién en el séptimo set point.

El aspecto físico, en el tercer set, fue vital. En el primer match point para Salerni, la derecha de Rittner fue larga, la “Pitu”, con los brazos abiertos y como gritando un gol, se abrazó a Rivera y luego a sus compañeras para festejar la victoria y, así, poner a la nuevamente Argentina entre los mejores del mundo. (DyN)

Equipo que gana no se toca

“Estamos felices. No sabés lo contentos que estamos todos acá. Ganamos una serie a la que veníamos de punto y nos salió bien gracias al trabajo y al compañerismo de las chicas”, fue el mónologo inicial del capitán del equipo argentino de la Fed Cup, Ricardo Rivera, tras la victoria de la Argentina ante Alemania en Hamburgo por 4 a 1.

Ahora Argentina intentará seguir dando pasos. Desde el 5 de noviembre, en Madrid, jugará la serie final de la Fed Cup con las potencias del tenis femenino “seguramente con estas mismas cuatro chicas. No veo razones para un cambio. Confío plenamente en ellas”, aceptó un eufórico Rivera.

Tras contar las primeras sensaciones desde el otro lado del océano, Rivera confesó que creyó que Paola Suárez iba a perder su partido ante Anke Huber.

“Y, la verdad es que pensé que se le iba. Estaba 5 a 1 en el tercer set, le empataron y tuvo que levantar tres match points antes de ganar 12-10 con tres mil personas en contra. Lo de la “Negra” fue fenomenal. Jugó un partido brillante, se mató por el país, para ella era muy importante ganarlo porque, íntimamente, le pesaban las críticas por las anteriores renuncias al equipo”, señaló el capitán.

Sobre la “Pitu” Salerni señaló que “trabajé mucho con ella. Está mal de la cabeza, pero esta semana le va a servir muchísimo y tal vez, en el próximo torneo de Casablanca, veamos un resultado importante”.

“Técnicamente la encontré confundida, estaba muy metida dentro de la cancha. La estaban apurando muchísimo sobre la derecha. Me metí a la cancha. Jugué con ella. Le vino bien que otra persona le de el enfoque, hizo un click que no sólo le vino bien a ella, sino al equipo”, finalizó. (DyN)

Otra vez será, “Willy”

El sueño de Guillermo Cañas en Stuttgart no pudo completarse como él quería. Se topó con el mejor Gustavo Kuerten en la final y el resultado fue claro: 6-3, 6-2 y 6-4 en dos horas. Ayer se enfrentaron por quinta vez y nuevamente el brasileño cantó victoria.

Si bien el score parece contundente, Cañas tuvo chances de ganar un set, más precisamente el tercero. LLegó a tener doce chances de quebrar el servicio del brasileño, pero sólo pudo hacerlo una vez.

Cada oportunidad del argentino, Kuerten lo resolvía con un ace o un saque ganador. El jugador de Florianópolis mostró su chapa de número uno. Ambos terminaron ovacionados por los casi 6.000 espectadores.

Es cierto que habitualmente las derrotas dejan un sabor amargo, pero Cañas aprendió a cerrar balances y objetivos. En Alemania, no sólo llegó a la final -la tercera del año- sino que derrotó a jugadores como Franco Squillari -defensor del título- y al ruso top ten Yevgeny Kafelnikov

Además, como si todo eso fuera poco, hoy aparecerá por primera vez entre los 30 mejores del mundo, quedará como el mejor argentino en el mundo y las expectativas de seguir progresando son inmejorables, ya que no defiende puntos de ATP hasta finales de enero, cuando deba revalidar la tercera vuelta en el Abierto de Australia.

“Me siento contento y feliz”, le dijo Cañas a la gente en la entrega de premios. No se lo veía triste por la derrota. Vive el presente, un muy buen presente y no olvida el pasado inmediato…

“La verdad que el año que estoy viviendo es fantástico”, señaló con razón Cañas, desde hoy número uno de la Argentina y concretando un ascenso de 200 lugares desde los primeros días de enero cuando estaba 229.

“Guillermo es un gran luchador y merece estar donde está. Sabía que tendría que jugar mi mejor tenis para derrotarle”, señaló Kuerten y aceptó que “al final tuve algo más de suerte que él”.

• Consuelo: Pese a perder el título en singles ante el número uno del mundo, Guillermo Cañas se retiró del torneo de Stuttgart con una victoria, ya que ganó ayer el campeonato de dobles junto con el local Rainer Schuettler.

La pareja argentina-alemana venció a la compuesta por el australiano Michael Hill y el estadounidense Jeff Tarango por 4-6, 7-6 (7-1) y 6-4.

Fue para Corretja

AMSTERDAM (Télam).- El español Alex Corretja, segundo favorito, venció ayer en cinco sets al marroquí Younnes El Aynaoui por 6-3, 5-7, 7-6 (7-0), 3-6 y 6-4 y se quedó con el torneo abierto de tenis de Amsterdam.

A base de paciencia y con gran tranquilidad desde el fondo de la pista el jugador catalán, finalista en Roland Garros, se hizo con el triunfo en el quinto set, gracias a una ruptura en el décimo juego (5-4).

A pesar del trabajo realizado durante todo el encuentro, Corretja acabó con el marroquí a la primera pelota de partido, derrotando a una de sus “verdugos” en el circuito, pues en los dos enfrentamientos anteriores, El Aynaoui había superado siempre al español.

Con este triunfo, Corretja conquistó el primer torneo de la temporada y el número 15 de su carrera.


Comentarios


Para ellas no hay nada imposible