Para Frigerio el peligro es que “pretendan convertir al Congreso en una escribanía”

El ministro pidió “responsabilidad” en el Senado para el tratamiento del proyecto de Impuesto a las Ganancias.



#

Rogelio Frigerio. (Foto: Archivo)

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, apeló hoy a la “responsabilidad” del Senado para el tratamiento del proyecto opositor sobre el Impuesto a las Ganancias que cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados, y cuestionó al kirchnerismo al señalar que pretende “convertir al Congreso nuevamente en una escribanía”.

“Como ocurrió con el kirchnerismo en el tratamiento de la reforma política, esta vez se juntaron con el Frente Renovador para impedir el debate de un proyecto en el recinto”, sostuvo Frigerio luego del revés sufrido por el oficialismo en la Cámara baja, y advirtió que “el peligro es que pretendan convertir al Congreso nuevamente en una escribanía, ahora para la oposición”.

El funcionario recordó que tanto Sergio Massa, como “jefe de gabinete” del gobierno de Cristina Fernández, y Axel Kicillof, como “ministro de Economía” del kirchnerismo, “nunca quisieron debatir el cambio del Impuesto a las Ganancias, porque decían que no estaban dadas las condiciones de la economía”.

“Hoy, recién cumplido un año de gestión, nos endilgan la responsabilidad de todos los problemas que ellos generaron en los últimos 12 años”, apuntó Frigerio, quien se encuentra de gira en China y Hong Kong con el objetivo de conseguir financiamiento para el plan de infraestructura del Gobierno.

En un comunicado, alentó a que en el Senado “esta vez haya espacio para debatir con responsabilidad y tiempo algo tan importante y delicado como un cambio en el sistema impositivo”.

“Apostamos también a que se pueda escuchar la voz de todos los gobernadores, que son los que tienen responsabilidad en el manejo de los recursos públicos, y que podamos tener una mejor ley de ganancias, que contemple la obligación que tiene el Estado de cuidar los intereses de los argentinos”, concluyó.


Comentarios


Para Frigerio el peligro es que “pretendan convertir al Congreso en una escribanía”