Para la empresa no hay "esperanza alguna" de hallar sobrevivientes

Representantes de Air France se reunieron con familiares de los pasajeros. Los empresarios creen que el avión "se desintegró en vuelo o al tomar contacto con el agua". Tendrá prioridad el rescate de los restos de la nave.



La empresa Air France afirmó que no hay "esperanza alguna" de hallar sobrevivientes entre las 228 personas que viajaban en el Airbus A330-200, tras lo cual la Fuerza Aérea y el Comando de Aeronáutica de Brasil decidieron dar prioridad al rescate de los restos del avión.

La línea aérea francesa confirmó, entonces, la tragedia aérea que causó la pérdida de 228 pasajeros del vuelo AF-447, durante un encuentro entre la dirección de la empresa y los familiares -poco antes de la ceremonia realizada en la catedral de Notre Dame- en el hotel del aeropuerto Roissy-Charles de Gaulle.

"No hay esperanza alguna de hallar sobrevivientes", concluyeron el director general de Air France, Pierre-Henri Gourgeon, y el presidente del consejo de administración, Jean-Cyril Spinetta, según la agencia de noticias ANSA.

Los responsables de la compañía explicaron a los familiares de las víctimas que el avión no acuatizó puesto que "se desintegró en vuelo o al tomar contacto con el agua" del Atlántico.

Según la agencia alemana DPA, investigadores franceses sostienen que sólo hay dos elementos confirmados: que cerca de la ruta de vuelo había típicas nubes de tormenta y que las señales transmitidas en forma automática apuntaban a que diferentes mediciones de velocidad "no concordaban".

Previamente, el diario francés "Le Monde" informó que el Airbus A330-200 siniestrado no volaba a la velocidad adecuada cuando atravesaba una zona de tormenta sobre el Atlántico.

La búsqueda de cuerpos de las personas que viajaban en el vuelo AF447 "no es más prioridad", afirmó el brigadier Ramon Borges Cardoso, director del Departamento de Control del Espacio Aéreo de la FAB.

"Hoy estamos trabajando en recoger" los restos, explicó Cardoso, y añadió que como hasta hoy no fueron hallados cuerpos de las personas que estaban a bordo, "la búsqueda por las víctimas tendrá ahora la misma importancia que la recolección de los restos de la aeronave".

En tanto, el gobernador del estado de Río de Janiero, de cuya capital partió el avión que cayó sobre el Atlántico, Sérgio Cabral, culpó hoy de la tragedia a la empresa fabricante del Airbus y a la compañía aérea francesa que lo operaba. Cabral, del Partido Movimiento Democracia Brasileña (PMDB), dijo que "esto no es una tragedia natural. No hay otra explicación que no sea la de una falla técnica muy grave".

Para Cabral, "las autoridades internacionales de aviación civil, la empresa fabricante del avión y la compañía propietaria de la aeronave (Air France) tienen mucho que explicar. Si hubo falla técnica, hay responsabilidades civiles muy serias", subrayó.

Los primeros objetos, que se supone podrían ser restos del Airbus, fueron rescatados por una fragata de la Armada de Brasil, que participó de las operaciones de rescate.

La Armada informó que se encontró "un soporte para cargas (pallet) de alrededor de 2,5 metros y dos boyas, que serán analizados para confirmar si su número de identificación coincide con el del avión siniestrado".

El informe detalló, además, que "en la región trabajan dos navíos mercantes, uno de Holanda y otro de Francia, y once aeronaves militares brasileñas" y que las operaciones de rescate de los restos del avión y de búsqueda de sus ocupantes movilizan a unos 150 efectivos.

La Fuerza Aérea Brasileña (FAB) anunció que los objetos hallados en las aguas del Océano Atlántico serán analizados para confirmar si su número de identificación coincide con el del avión siniestrado.

 

Télam.-


Comentarios


Para la empresa no hay "esperanza alguna" de hallar sobrevivientes