Para liderar la centroderecha



análisis

ARNALDO PAGANETTI Agencia Buenos Aires

A sabiendas de que largo y poceado será el camino para ofrecer una alternativa en 2015, Mauricio Macri parece haber visto en el acelerado proceso de expropiación de YPF un punto de inflexión para tratar de sumar por el andarivel de centroderecha y contraponerlo con la variante de centroizquierda que hoy hace eje en el kirchnerismo. Ya el sociológo Torcuato Di Tella, actual embajador en Italia, mirando modelos como los de Estados Unidos, España, Francia y Gran Bretaña, había expuesto su teoría de un arco concentrado en los intereses empresariales, rivalizando con otro apoyado por sectores populares y organizados sindicalmente. Por eso, no debería extrañar que, tras haberse ofrecido vanamente para “ayudar” a Cristina (lo que se evidenció en la tragedia de Once y el hasta aquí frustrado traspaso del subte), Macri haya sido el único líder político de la dispersa oposición que, con buena sintonía con el Partido Popular de Mariano Rajoy, repudió la medida: “Va en contra de los intereses de los argentinos. Dentro de un año estaremos peor”. Tal declaración no le impidió, horas más tarde, reconocer que si es elegido Presidente mantendrá el esquema de control estatal de YPF, aunque “haciéndolo bien”. (Ver nota central) Macri evaluó con su equipo que temas tan sensibles como YPF ahora y el conflicto agropecuario y las AFJP, antes, sirven de divisorias de agua. En este caso, la nacionalización de la petrolera, alineó con mayor o menor entusiasmo con el gobierno a las conducciones del FAP y la UCR (que responden a los ex candidatos presidenciales Binner y Ricardo Alfonsín) y de Proyecto Sur de Fernando Solanas. Mostrándose intranquilo por “la indefensión ante el avance de la inseguridad” y por el calamitoso transporte por tren, Macri busca mostrarse como “límite” al kirchnerismo. Así, revalorizará su figura por fuera del PRO, e intentará sumar a más peronistas disidentes y a radicales descontentos con las conducciones partidarias. Aquí podría ubicarse al diputado Oscar Aguad y a los intendentes Pechi Quiroga, de Neuquén, y Mario Meoni, de Junín. Su sinceramiento hacia un polo de derecha democrática lo empezó a delinear el martes al dejar constituido el consejo nacional del PRO. “Somos - dijo - desarrollistas en lo económico, liberales en los derechos individuales, republicanos y transgresores en acercar la política a la gente”.


Comentarios


Para liderar la centroderecha