Para Pellegrini fue un problema de "interpretación"

"Ríver siempre está obligado a ganar", aclaró.



BUENOS AIRES (DyN) - Manuel Pellegrini justificó sus declaraciones del martes pasado y luego enfatizó que "Ríver siempre está obligado a ganar campeonatos, pero es distinto decir que era una imposición necesaria hacerlo".

"Hay una diferencia enorme entre lo que dije y lo que se escribió. Ríver siempre tiene la obligación de ganar campeonatos, pero es distinto decir que era una imposición necesaria hacerlo", resaltó el entrenador.

Luego comentó: "Lo había hablado con los dirigentes: si llegaba y me decían que hacía cinco años que no lograba un título y que debía que ganar éste, ahí sí, era una imposición".

El ingeniero también imaginó cómo les cayeron sus palabras a los hinchas de Ríver: "Lo deben haber tomado horriblemente mal, porque se quiso interpretar que hasta es bueno salir segundo".

"A pesar de haber perdido los dos últimos partidos seguimos segundos y eso no es tan malo. Entiendo al hincha de Ríver, pero yo espero hacer mi evaluación final en junio", agregó.

Pellegrini admitió que en el primer semestre del año próximo deberá lograr alguno de los dos torneos que disputará Ríver, si no, su situación se complicará.

"Ya han pasado dos torneos y no hemos ganado ninguno. Ahora vienen otros dos que uno cree que pueden dar algo. Si no resulta, es muy difícil continuar en cualquier institución grande. Eso lo tengo perfectamente claro", evaluó.

El chileno indicó que su relación con la gente de Ríver sigue intacta pese a la derrota contra Boca del domingo y manifestó que "sería un mal agradecido si creyera que la gente de Ríver me está rechazando".

"Pudo haber una reacción mucho mayor, pero estoy convencido de que el hincha de Ríver sabe muy bien cómo está el equipo. Eso me alienta y me da una obligación mayor. Me siento más en deuda con la gente de Ríver", añadió.

Al ser consultado sobre los rumores de que con la derrota ante Boca se cerró su ciclo en Ríver, respondió que "cuando tomé a Ríver, tenía otras muy buenas ofertas para irme al exterior, sin embargo me quedé con ésta porque es un orgullo dirigir a un equipo así".

"Perder dos partidos creo que no son la medida justa para decir que mi ciclo ya estaba terminado. Fueron palabras a las que no les dí ni la mínima importancia. El equipo no ha jugado bien, hay temas futbolísticos que no se pueden tocar cuando los resultados no son los adecuados", reflexionó.

Con respecto a la notoria baja en el rendimiento que evidenció el equipo en las últimas fechas, dijo que "por ahora creo que es el equipo que yo quería lograr. En las primeras fechas llegábamos permanentemente, hasta el partido con Estudiantes. De ahí en más hay un factor principal que es la ida del "Chacho" Coudet. Se perdió a un auténtico líder del grupo".

"Hay que ganar y jugar bien"

Ríver visitará mañana a San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro por la decimoquinta fecha del torneo Apertura y para el técnico Manuel Pellegrini sería fundamental cambiar un poco la imagen.

"Hay que ganar, jugar bien y terminar lo más arriba posible", opinó el chileno, quien no quiso confirmar a los once titulares que intentarán sacar a Ríver de este pozo "anímico" y "futbolístico".

Pese a eso, lo más probable es que los "millonarios" formen con Angel Comizzo; Ariel Garcé, Celso Ayala, Martín Demichelis, Ricardo Rojas; Leonardo Astrada, Víctor Zapata; Diego Barrado, Andrés D"Alessandro; Esteban Fuertes y Fernando Cavenaghi.

Es decir que Ríver presentaría dos cambios respecto del equipo que cayó en el estadio "Monumental" ante Boca por 2-1: Barrado por Luis González (esguince en la rodilla izquierda) y Fuertes por Alejandro Domínguez (traumatismo en la rodilla derecha).

(Télam)


Comentarios


Para Pellegrini fue un problema de "interpretación"