“Para que ella

El periodista Luis Majul acaba de publicar “El y ella” (Planeta), un libro de investigación que “reabre” el expediente del enriquecimiento ilícito de los Kirchner.

#

El periodista Luis Majul acaba de publicar “El y ella” (Planeta), un libro de investigación que “reabre” el expediente del enriquecimiento ilícito de los Kirchner.

LUIS MAJUL, PERIODISTA

VERÓNICA BONACCHI

vbonacchi@rionegro.com.ar

– ¿Por qué tituló su nuevo libro “Él y ella”?

– Porque “Él y ella” “reabre” el expediente sobre el enriquecimiento ilícito de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, devela los verdaderos motivos de la muerte del ex presidente, los nuevos negocios y el plan oculto para perpetuar en el poder a la presidenta. Es por una cuestión cronológica, no de género. Y también política. Para que ella “resucite”, él tuvo que morir.

– ¿De verdad cree que él tenía que morir para que ella resucitara?

– Es sólo un análisis político. Pero basado en una encuesta de Poliarquía. En octubre del 2010, Néstor Kirchner tenía un 10% de intención de voto como candidato a presidente, y Cristina Fernández 12%. En noviembre, después de la muerte del ex presidente, Cristina trepó al 32% de intención de voto. Y a partir de ese momento, creció todavía más, hasta ubicarse, hoy, por encima del 40%.

– El libro, según explica, es una suerte de reapertura de la causa “periodística” del enriquecimiento ilícito de los Kirchner. ¿A qué conclusiones llegó?

– El sobreseimiento de Oyarbide debería ser estudiado por todos los estudiantes de Derecho para que aprendan lo que un juez nunca debería hacer. Un sólo ejemplo basta para explicarlo. Oyarbide dice que falló atendiendo el peritaje contable de los auditores de la Corte Suprema. Y ese dictamen no dice que Kirchner debía ser sobreseído. Sólo afirma que su declaración jurada ante la Oficina Anticorrupción “concilia” con la de la AFIP. Es decir, que una se cotejó contra otra. Nada más.

– ¿Qué diferencias encuentra entre Néstor Kirchner y Cristina Fernández?

– No hay tantas. Él y ella crecieron juntos y siempre ejercieron de la misma manera el poder. Desde la intendencia de Río Gallegos, en 1987, hasta ahora mismo. Ella, últimamente, está dispuesta a enviar señales para que el peronismo no pueda ni siquiera dudar de quién es la jefa. El manejo con el cierre de las listas y la unción de Amado Boudou como vicepresidente son ejemplos muy evidentes. Ella, como él, ahora se ocupa de casi todo: desde las fotos y el texto de los afiches de campaña hasta el permiso para que Daniel Filmus o Boudou vayan o no a los programas de televisión.

_ ¿Qué opina de la reelección ?

– Era el único camino para mantener con vida política el proyecto. Y que hoy, después de 32 trimestres de crecimiento ininterrumpidos y con la empatía que produce su viudez, es probable que gane en primera vuelta. Igual para octubre falta un siglo y en la Argentina puede pasar cualquier cosa. Hay que estar muy atentos a las primarias del 14 de octubre. Si de ellas surge un segundo claro, es probable que el voto “útil” entre quienes no van a elegir a Cristina Fernández se vuelque hacia él y genere una segunda vuelta. Y si llega a haber balotaje, todo se va a poner más interesante.

– Usted asegura que le levantaron la pauta oficial tras la publicación del libro.

– En cuanto se enteraron de que iba a publicar el libro, la levantaron.

– ¿Por qué temas cree que la levantaron?

– Al gobierno, lo primero que le molestó fue que saliera el libro. Pero me imagino que no deben estar muy contentos con los dos capítulos en los que se prueban sus vínculos con Hugo Moyano y se cuenta la trama secreta de la mafia de los medicamentos y la acusación de Graciela Ocaña por administración infiel. Tampoco les caerán muy bien los dos capítulos sobre la Barrick Gold, el sospechoso veto de la ley de glaciares y su actual reglamentación, que es un mamarracho. Lo mismo se podría decir sobre “La agenda caliente de Uberti” o los capítulos que cuentan la trama secreta del caso Papel Prensa. De cualquier manera hay un capítulo titulado “Sostiene Magnetto” que les sería muy útil leer a los funcionarios de este gobierno. Contiene el pensamiento completo del accionista y CEO de Clarín y su versión sobre las reuniones que mantuvo con Kirchner.

– ¿Cómo era la pauta oficial?

Los programas de la Cornisa producciones en la radio, el cable y el sitio hipercritico.com, entre otros, cobraron cerca de un millón de pesos en los años 2008, 2009 y 2010. Desde que asumió Juan Manuel Abal Medina en la Secretaría de Comunicación Pública, dejaron de pautar. Eso coincidió con la persecución política de la AFIP, como lo demostré en sede judicial a través de una denuncia penal y cuyos detalles se encuentran en el capítulo titulado “Te quiere romper el culo” en referencia al titular de la AFIP, Ricardo Echegaray.

– ¿Va a hacer una presentación en la Justicia? Hay un antecedente sobre el tema. La Corte Suprema de Justicia condenó a la provincia del Neuquén por el retiro arbitrario de pauta oficial al diario “Río Negro”. Y también existe el caso del diario “Perfil”.

– Conozco los antecedentes. Y van a formar parte de la presentación en la Justicia y también en las comisiones de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados y de Senadores. También iremos al Inadi y a cualquier corte nacional e internacional que quiera escucharnos. Porque no hacemos esto por dinero. Lo hacemos para evitar que sigan distribuyendo millones de pesos de todos los argentinos para los amigos y que discriminen por razones políticas e ideológicas a los que ellos consideran enemigos. Nuestro sueño de máxima es que se aprueba una ley para regular la publicidad oficial que le impida a éste, o a cualquier gobierno, seguir manejando la pauta como los fondos para las viviendas sociales que terminaron en la cuenta de Sergio Schoklender.

– ¿En qué consiste la “persecución” de la AFIP?

– Un alto funcionario de la AFIP me confirmó que hubo una reunión en una terraza del edificio de la Aduana en la que Echegaray instruyó a sus directores para que mandara a la Justicia Penal tributaria a “Clarín”, “La Nación” y La Cornisa producciones. El mismo director es el que entiende en la inspección a la productora. Y se trata de la misma persona que le pidió al gerente administrativo de la Cornisa que le pagáramos honorarios a una de las supervisoras que también formaba parte del equipo de inspección. Todo lo que afirmo no es una novela ni una fantasía. Lo admitió el alto funcionario de la AFIP en una cámara oculta que está en poder de la Justicia Penal. El procedimiento está certificado por una escribanía. Lo hicimos para protegernos de la extorsión y la persecución. A su vez, Echegaray me inició una causa por “falsa denuncia”. Esta presentación fue desestimada por el fiscal y el juez. Ambos pidieron que se incorporara a mi denuncia penal como una prueba más de la persecución de la AFIP. Los fundamentos de la desestimación son contundentes. Y el hecho de que el abogado patrocinante no sea un particular y sea pagado por la AFIP es otro papelón más. Echegaray debería usar su tiempo para explicar el escándalo de los feet lots, que incluyen uno con la dirección de un departamento de su mujer, en vez de perseguir a políticos, empresarios y periodistas que no son oficialistas.


Comentarios


“Para que ella