Para que todas y todos le saquemos “tarjeta roja” a la violencia de género

“Sacá tarjeta roja al maltratador” es una campaña que busca visibilizar ésta grave violación a los derechos humanos. Una de las impulsoras de la iniciativa cuenta cómo surgió y quiénes participan.



#

Impulsoras de la campaña

Violencia de género

Un llamado a toda la sociedad para hacer cumplir las leyes de protección de las mujeres, fortalecer las instituciones y promover una vida sin violencias es el que realizan las promotoras de la campaña “Sacá tarjeta roja al maltratador”. No se trata solamente de una iniciativa para denunciar la prevalencia de la violencia de género, sino que es una semilla más en la lucha por lograr la equidad, igualdad de trato y oportunidades entre todas y todos.

La periodista y sicóloga Liliana Hendel, integrante de la RED PAR, es una de las impulsoras de la campaña en nuestro país. En diálogo con Hijas de Eva nos contó un poco más acerca de la iniciativa a la que ya se sumaron personalidades destacadas del deporte, la cultura y el espectáculo. Además habló sobre el rol de los medios de comunicación y aportó su mirada acerca de la situación actual de la problemática.

¿Cómo nace la campaña?

LH: Nace en España donde el Movimiento de mujeres en general y el feminismo en particular encontró un espacio de lujo en el Ministerio de Igualdad, curiosamente dirigido por un varón Miguel Llorente. Decidieron frente a los números, inapelables y la naturalización de las violencias, comprometer a la sociedad en su conjunto sin distinciones y avanzaron con varias medidas exitosas entre las que la Campaña fue la de mayor visibilidad.

¿Por qué replicar “Sacá tarjeta roja al maltratador” en Argentina?

LH: Bueno, porque la campaña nos resultaba excelente, impactante y sobre todo convocante. Un llamado a toda la sociedad para que se haga cargo de lo que sucede con la vulneración cotidiana de los derechos de las mujeres, mientras la mayoría es cómplice por omisión y silencio.

¿Quiénes la impulsan en nuestro país?

LH: La licenciada Ester Mancera, que ya había trabajado en otros proyectos con España, seguia de cerca el proceso y había participado en una campaña anterior con el Ministerio de Educación en el 2009, tiene la idea de replicar ese modelo en Argentina. Además acababa de concluir otro proyecto que ligaba el arte con la reparación de situaciones de violencia con Ariela Mancke, representante en el país de Latina Urbana-España-, así que nos suma a Pilar Garea (Fundación Españoles en el Mundo), y a mí y las cuatro armamos un equipo que cubriendo diferentes roles gestionó y consiguió la cesión amplia de los derechos para replicar la Campaña. El puente de oro fue la Agencia Española de Cooperación (AECID) con quien todas habíamos tenido ya diferentes experiencias.

Somos cuatro mujeres, tres de ellas representantes de ONG´s activas y comprometidas con la temática y yo, periodista y hasta el momento la única periodista con perspectiva de género, militante feminista, en un medio masivo de comunicación audiovisual (Telefé).

Por suerte la Red Par a la que pertenezco y en cuya fundación he participado, cada vez tiene más integrantes y también a la tele van llegando periodistas con perspectiva de derechos humanos de las humanas.

¿Quién o quiénes son las/os principales interlocutores a los que quieren llegar?

LH: La sociedad en su conjunto, ciudadanía, jóvenes, mayores, personas con responsabilidad en sus funciones y compromiso públicos. Sin excepción, docentes y poder judicial, policía y amas de casa, maridos, novios, amantes…sin excepciones.

¿Hay algún balance de la experiencia española?

LH: Si claro. El Ministerio de Igualdad hizo un trabajo de excelencia en el seguimiento y observación del tema y lo comunicaba con conferencias de prensa en las que se entregaba a los medios el material -insumo periodístico-con datos actualizados. Una pena decirlo en pasado y una esperanza que pronto podamos implementarlo acá en nuestro país.

¿Qué balance hacés desde tu experiencia profesional y militante de las leyes sancionadas en nuestro país para la protección de las mujeres, fundamentalmente de la 26485?

LH: Creo como ciudadana que las leyes son imprescindibles pero no suficientes si el personal que debe implementarlas no está capacitado y monitoreado adecuadamente. En este caso, además estas leyes son consideradas “menores” molestas. El patriarcado está vivito y coleando, ofreciendo resistencia, y en la punta de la pirámide brillan los números de la ley, que es excelente, y en la base de la misma pirámide las mujeres siguen siendo discriminadas, desatendidas en las comisarías y desoídas en los juzgados. No me incluyo en el plural, no porque no sea mujer, sino porque pertenezco a una clase y a una posición que se hace oir de otra manera. Puedo ser igual que todas, víctima de violencias, pero es probable que mi reacción sea otra y que me escuchen de otro modo.

Si tuvieras que decir 3 áreas sobre las que las instituciones del Estado deberían tener mayor compromiso o intervención ¿cuáles serían?

LH: Como decía en las respuesta anteriores, creo que el área de salud, educación y medios son grandes espacios en los que los temas de género están recién haciendo su aparición y ocupando la famosa “agenda”. Que el Estado Nacional a través del CNM apoye y acompañe esta campaña muestra la intención y el compromiso de profundizar esos espacios y activar las leyes poniéndolas en clave cotidiana para que el acceso de la ciudadanía a ellas no sea un discurso aspiracional, sino un ejercicio pleno de derechos conseguidos.

También la SIGEN y la Magistratura están haciendo movimientos en ese sentido. La Jueza Carmen Argibay con la capacitación de Jueces, Juezas y quienes operan en general en ese ámbito (algo que anunció en entrevista abierta en el Encuentro Nacional de la Red Par en la Plata en el 2010). El Instituto Superior de Control de la Gestión Publica, creado también en el 2010, en el ámbito de la SIGEN uno de cuyos objetivos es capacitar a todas las personas que dependen del estado y que deben conocer e implementar el cumplimiento de las normas y leyes vigentes.

En relación a los medios de comunicación ¿cuál es tu diagnóstico?

LH: Como periodista creo que los medios aun están en deuda. Los temas de género no son policiales o notas de color, la posibilidad de contextualizar adecuadamente requiere una formación y eso no quiere decir serio o aburrido, quiere decir que hay una responsabilidad en el modo de compartir ,editar, presentar cualquier noticia, Si muere una mujer cada 30 horas la responsabilidad está clara. Si la clandestinidad de los abortos mata, la ley educación sexual no se cumple, como periodistas tenemos mucho que decir,-con un lenguaje no sexista, que no empieza y termina en todas y todos, en el gran amplificador que son los medios. A nadie se le ocurriría que un periodista deportivo no sepa de deportes, sin embargo parece que cualquiera puede hablar de estos temas que son ni más ni menos que el articulado de 26485.

La respuesta del “mundo del espectáculo” frente a la propuesta fue muy interesante ¿Qué podrías mencionar sobre esto?

LH: Fue muy interesante la experiencia. Telefe y su área de responsabilidad social puso al servicio de la campaña no solo el estudio y los técnicos que trabajaron en la grabación de los spots, sino que el área de prensa, en la persona de María Laura Anselmi y su equipo. Se pusieron la camiseta y nos dieron una gran ayuda para la convocatoria que así fue policromatica, cada una de nosotras se maneja con una agenda y todas la pusimos al servicio del “bien común”. Ariela es una exitosa empresaria teatral, así que entre todas pudimos cubrir áreas que incluian tele, teatro, radio, academia, diversidad, pueblos originarios. Las personas que grabaron terminaban con un gran agradecimiento por haber sido convocadas, aun las que tuvieron que esperar, que venir de lejos, que cambiar horarios, algo inevitable en las producciones donde se mueve tanta gente, Sin embargo, el final cerraba cada participación con emoción y aplausos.

¿Qué más podés decir sobre los alcances de la campaña?

LH: Agregar que el proyecto es mucho más que los spots -su parte visible-. A lo largo del año y una vez que la campaña sea presentada oficialmente en los medios, vamos a generar un soporte federal, que incluye capacitación y producciones locales.

Nuestro compromiso es mantener el tema en agenda. No creemos en la efectividad de las acciones espasmódicas, aunque sin duda han sido el camino por el que llegamos hasta acá.

En esta última década logramos visibilizar el tema, que las mujeres denuncien, que las noticias se publiquen (nada de esto pasaba hace unos años) ahora hay que avanzar porque los objetivos cambiaron, los tiempos cambiaron, y nadie puede seguir diciendo “yo crei que eran cosas privadas” o titulando “crimen pasional” cuando se trata de un femicidio o “decisión polémica” cuando se trata de un aborto contemplado por el Codigo Penal. Hay mucho por hacer y muchas ganas de hacerlo.

VOS TAMBIÉN PODÉS SER PARTE SUBIENDO TU FOTO A LA PÁGINA WEB DE LA CAMPAÑA

(Belén Spinetta)


Comentarios


Para que todas y todos le saquemos “tarjeta roja” a la violencia de género