Para sacrificar a los mordedores



NEUQUÉN (AN).- La polémica modificación de la ordenanza que prohíbe la matanza de perros tomará estado parlamentario hoy en el Concejo Deliberante pero recién será puesta a votación en dos semanas.

La decisión de no adelantar su tratamiento se debe a que el proyecto divide la opinión de los ediles y podría llevar a que el presidente del cuerpo, Néstor Burgos, deba usar su voto doble para definir.

El proyecto, que ayer generó una manifestación en las puertas del Deliberante, apunta a permitir la matanza de los perros que sean denunciados como mordedores, aunque establece como condición que un veterinario certifique la agresividad del can.

“No tenemos apuro para tratar un tema tan sensible”, indicó la presidenta de la comisión de Ecología, Mercedes Lamarca (LDS). Y recordó que “las protectoras de animales aseguran que lo que se hizo mal fue el control de zoonosis y por eso denunciaron penalmente a tres funcionarios”.

El proyecto está centrado en un informe especializado y apunta a revertir la superpoblación canina. Será definido el 8 de mayo, en la que la mayoría de los ediles el MPN anticipó que votará en contra.


Comentarios


Para sacrificar a los mordedores