Para Verani, hay dos traidores en la UCR rionegrina

La Roja y Blanca se pone al frenAsí califica a De Bariazarra y al senador Gagliardi. te de la campaña. Queja Blanca por por la hegemonía del veranismo.



Sólo los nombres pusieron una tenue distancia entre los contenidos de ambas acusaciones.

Porque por lo demás, Pablo Verani apeló ayer al enojo de Cicerón con Catilina, para expresar el desprecio que siente por dos correligionarios, el senador Eduardo Gagliardi y al diputado Roberto De Bariazarra.

Y como Cicerón a Catilina, a punto estuvo de pedirles que se marchen “para bien de la República, para desdicha y perdición” de ambos “y de cuantos” son sus “cómplices en toda clase de maldades”.

Y si el gobernador no les imputó “parricidio” como Cicerón a Catilina, es por dos razones:

Una: O porque le faltó tiempo.

Dos: O porque no sería creíble.

Porque por lo demás, para el mandatario, Gagliardi y De Bariazarra son sinónimo de Catilina: “Traidores”.

Esta calificación fue expresada por el gobernador en dos oportunidades.

A media mañana se lo dijo a “Río Negro”.

Y ya en el mediodía, el mandatario volvió a la carga.

Fue en una chacra situada a la vera de la Ruta 22, en cercanía de Roca y de propiedad de la familia de la concejala radical Cinthya Hernández.

Ahí, durante tres horas deliberó el alto mando de la lista Roja y Blanca, dominante en el manejo de la UCR y que preside el ministro de Salud y Desarrollo Social Daniel Sartor, pero que reconoce como líder excluyente a Verani.

Se sumaron al encuentro el presidente del partido y primer candidato a senador nacional luis Falcó y el titular del bloque oficialista Miguel Saiz.

Temas del cónclave: A) Pasar revista a la situación del partido; B) Poner candado a lista de senadores y diputados nacionales de la Alianza para las elecciones parlamentarias de octubre; C) Comenzar a dibujar la campaña a seguir.

En función de este último tema participaron también del encuentro 24 intendentes de extracción radical y veranistas.

Resoluciones del cónclave:

* Priorizar las elecciones parlamentarias por sobre toda otra estrategia tendiente a definir posicionamientos del partido para el 2003. Para esto último “no es tiempo de reflexiones” – dijo anoche Sartor a este diario.

* Confirmar por parte de la lista Roja y Blanca, que la lista de la Alianza para senadores está integrada por Falcó y Amanda Isidori – ambos pertenecientes a ese sector -, y Julio Acavallo – del Frente Grande – para primer diputado.

La excluyente cuota de decisión que tuvo la Roja y Blanca en la definición de candidaturas la conlleva a asumir responsabilidades totales sobre la suerte de la elección.

– Los rojos y blancos afrontaremos el costo y el compromiso de llevar adelante la elección – dijo Sartor a este diario.

La definición tiene destinatario único: la lista Blanca, que liderada por el vicegobernador Bautista Mendioroz, está en desacuerdo con la integración de la propuesta.

Êl motivo del desacuerdo también tiene una única razón: la determinación del veranismo de quedarse con las dos candidaturas a senadores, hegemonía que trasladó a la elección del primer candidato a diputado nacional. El postulación recayó en Acavallo, un dirigente sobre el que pesa un generalizado desconocimiento en la provincia. Pero que para los Blancos llegará a la Cámara de Diputados de la Nación debido a un único motivo: “Pertenecer al sector del Frente Grande cohesionado junto al intendente de Cipolletti Julio Arriaga, a quien Verani quiere como candidato a gobernador en el 2003”.

Ayer en Allen, los Blancos se quejaron públicamente de lo excluyente de este sistema de decisiones.

Lo hicieron vía el diputado nacional Jorge Pascual, quien eligió la presencia de una amplia gama de dirigentes radicales en la reunión de gobierno y partido, para expresarse.

– Nosotros lamentamos que el oficialismo o sea los Rojos y Blancos no hayan tenido en cuenta en esta oportunidad aquella decisión que puso en marcha el gobernador Verani en el “99, cuando para elegir diputados nacionales, abrió la lista a los Blancos y quien les habla llegó así a la cámara baja…Y lo lamentamos no en función del primer diputado de la lista que ahora lleva la Alianza, porque reconocemos que ese sitio pertenece al Frente Grande. Lo lamentamos porque creemos que nuestro sector merecía estar representado en una de las candidaturas para senadores – dijo Pascual.

A veinte kilómetros al Este de Allen, dos horas antes de estas expresiones, Verani hablaba ante rojos y blancos. Rostro sereno, enojo en el verbo:

– Tenemos traidores en la UCR: se llaman Gagliardi y De Bariazarra. Ninguno de los dos podían hacerle a la Roja y Blanca lo que le han hecho: irse sin manifestar previamente ninguna discrepancia. Son traidores – dijo Verani y agregó otros calificativos.

¿Adónde se fueron? Al flamante Movimiento de Afirmación Radical, nueva línea en la interna partidaria.

Una interna que se agita.

Pichetto pone en duda que Menem haya llamado a Yauhar

Miguel Pichetto, puso en duda que el ex presidente de la nación, Carlos Saúl Menem, le haya pedido a Alí Yauhar, precandidato a diputado, que apoye la candidatura de Pichetto para senador. Como se sabe, ese respaldo fue publicado por este diario en su edición de ayer.

Ante un pequeño grupo de periodistas y dirigentes del justicialismo de la comarca, Pichetto se refirió al tema señalando: “creo que estamos frente a una operación política. No puedo dar fe que esa llamada haya existido”.

“Por otra parte no se puede comparar de ninguna manera la presencia, el protagonismo y la ingerencia de medios y recursos volcados desde la provincia de Buenos Aires -con referencia al apoyo recibido por Eduardo Rosso del gobernador Carlos Ruckauf-, a querer comparar eso a un protagonismo de Menem en esta campaña” señaló.

“Nunca me enojo por ninguna nota, pero aquí hay un fuerte componente de intencionalidad política y de interpretación sobre un hecho menor, querer hacer acá la confrontación nacional, cuando nosotros no la hemos comprado” dijo Pichetto. (Nota de Redacción: La nota en cuestión no responde a ninguna intencionalidad política. Se funda en información otorgada por el propio Yauhar, quien además mantiene desde hace cuatro años muy buena relación con Menem, por quien incluso fue invitado especial a una gira por Medio Oriente durante su mandato)

Además mencionó que Yauhar es un candidato que no tiene representatividad en la provincia. Y sostuvo que se trata de nacionalizar la campaña enfrentando a Menem y Ruckauf. “Lo que no queremos es un planteo de nacionalización” insistió alzando la vos.

Este medio recibió la información del llamado de Carlos Menem del propio Alí Yauhar.

El precandidato no pudo en algunos pasajes de la conferencia ocultar su enfado, no sólo por la noticia de Yauhar, e insistió en considerar que “muchas noticias se hacían desde una visión parcial”.

Mencionó además que hasta ahora se viene haciendo una campaña limpia. Consideró que después del 20 de mayo, una vez derimida la interna partidaria, Rosso se sumaría a su proyecto.

“Yo confió que va actuar -por Rosso- como una persona de bien, que nos va a acompañar. Como yo lo acompañé al senador Costanzo en su momento” sostuvo Pichetto. E inmediatamente acotó: “Yo estoy convencido que en las elecciones de octubre, hay grandes posibilidades que en la provincia gane el peronismo”. (AVM y AV0


Comentarios


Para Verani, hay dos traidores en la UCR rionegrina