Paraguay hace historia

Paraguay superó con comodidad a su par de Irak por 3 a 1 y se clasificó por primera vez en su historia a la final de los Juegos Olímpicos, en la que enfrentará a Argentina, reeditando una final sudamericana después de 76 años. Fue en Amsterdam 1928 cuando los uruguayos vencieron a los argentinos por 2 a 1 en la final.

Pero ahora es otra historia, ya que los argentinos llegaron como favoritos a estos Juegos y los paraguayos se reforzaron inteligentemente para participar de este certamen, armando la columna vertebral del equipo con tres mayores de 23 años: el zaguero Carlos Gamarra, el volante Julio Enciso y el delantero José Saturnino Cardozo.

Y fue precisamente el goleador guaraní quien anotó las dos primeras conquistas del partido, a los 17 y 34 minutos del período inicial, la primera definiendo un mano a mano y la restante después de un autopase para evitar la posición adelantada de su compañero Osvaldo Díaz. El absoluto dominio ejercido por los paraguayos se plasmó en la tercera conquista, lograda por Fredy Bareiro a los a los 23 minutos del segundo tiempo. El iraquí Haidar Razzaq, a siete minutos del final marcó el descuento de los asiáticos. Pero el objetivo ya estaba cumplido y la final olímpica es una realidad.

Nota asociada: La máquina de hacer fútbol está en la final  

Nota asociada: La máquina de hacer fútbol está en la final  


Comentarios


Paraguay hace historia