“Parece que desapareció el miedo de pequeños y medianos productores”



Al sonar de los reclamos, quizá en menor escala, días atrás en la reunión del ente en Maquinchao se vivió una jornada espectacular donde, al parecer, desapareció el miedo de los pequeños y medianos productores quienes, en distintos tonos y dialécticas, hicieron ver con total claridad a los funcionarios de los poderes Ejecutivo y Legislativo la situación que atraviesan.

Calladitos escucharon todo tipo de reclamos, incluido un “Ustedes están cobrando sueldo y para eso los pusimos”, un hecho que para mí es nuevo en la gente de nuestra región ya que, siempre que era invitada a alguna reunión, se la veía pacífica y solamente escuchando y aplaudiendo lo que se decía desde la cabecera de la mesa, cosa que ahora fue al revés.

Nadie aplaudió a los funcionarios y sí fueron muy aplaudidas las intervenciones de cada productor, realmente se trató de un hecho inédito; pareciera que esta rebelión de productores a nivel nacional -por suerte- llegó aquí, a nuestra región. Fui invitado a participar en la reunión por el bloque de diputados del PPR, y la verdad es que me agradó la forma en que actuaron los productores, que prácticamente representaban a todas las zonas de influencia del ente. Ojalá sigan con esta postura y que el reclamo por sus derechos sea escuchado, como les dijeron ahí.

La actuación de los representantes del gobierno fue de una pobreza tal, que creo que sintieron hasta vergüenza por todo lo que se les dijo; espero que entiendan que a partir de ahora ya basta de “los pobres de la Línea Sur”, a quienes como a principios del siglo pasado venían a venderles espejitos de colores. Una sola propuesta concreta se barajó en la mesa, la del ministro de Familia, quien dijo que el año pasado había repartido 600.000 pesos y que con un gran esfuerzo este año iba a duplicar esa cantidad.

Esto es todo lo que el gobierno de Río Negro al parecer traía para aliviar la pérdida de casi el 60 ó 70% de la producción, tanto en lana como en animales; ahí hablaban de una pérdida de ciento cuarenta millones, una verdadera burla y falta de respeto… “¿Para eso nos invitaron a esta reunión?”, les decían, además de proponer la conformación de una mesa integrada por productores y funcionarios para ir a Buenos Aires en reclamo, ya que por lo visto no tienen ni agua para darles. Por lo visto tampoco están en condiciones de ir solos a pedir, seguramente porque ya deben tener cansado al gobierno nacional… en esto han convertido a Río Negro, en una provincia mendiga y sin la mínima posibilidad de resolver sus problemas por su cuenta. Desgraciadamente recién se inicia el nuevo mandato. De seguir -Dios no lo permita- maltratándonos la sequía, ¡la que nos espera a los habitantes de la Línea Sur y de la región en general!, ya que del campo vivimos todos o casi todos.

En una pequeña intervención solicité lo que otras tantas veces había pedido, que no siguieran estafándonos con los recursos que la Constitución asigna al ente -el 2,5% de las rentas generales-. Seguramente con esto, bien administrado y con gente capaz, honesta y con vocación, la Línea Sur hoy estaría viviendo otra situación; en definitiva: se acabaría con este ente burocrático e inútil que no sirve para nada más que tener ahí un rinconcito donde acomodar a algún puntero político.

Rubén Ali Yauhar, LE 8.211.757 yahuarali@yahoo.com.ar

Los Menucos


Comentarios


"Parece que desapareció el miedo de pequeños y medianos productores"