Pareja de policías terminó una discusión a tiros

Fue ayer en Bariloche. Ambos están internados y detenidos.





SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Un nuevo hecho de violencia desmedida protagonizado por policías rionegrinos conmocionó a Bariloche. Una pareja de agentes habría usado sus respectivas armas reglamentarias para agredirse en el marco de una pelea familiar, aunque las autoridades presumen que sólo una de las pistolas calibre 9 milímetros fue disparada durante el episodio. La mujer recibió un disparo en su pierna izquierda y resultó fracturada, mientras que el hombre resultó herido por un proyectil que entró y salió entre el cuello y la nuca, y si bien en un principio temieron por su vida, trascendió las lesiones que sufrió serían leves. El episodio ocurrió aproximadamente a las 7 de ayer en una vivienda situada en la calle Peúlla 175 del barrio El Frutillar, durante un conflicto de pareja cuyos detalles todavía se desconocen. La primera noticia la tuvieron las autoridades policiales a las 7:30, cuando desde el Hospital Zonal informaron que debían atender a dos heridos de bala, y que las víctimas serían efectivos policiales. A esa hora un vecino acudió al llamado desesperado de la agente, de apellido Galindo y de 29 años, que se desempeñaría en el área de Toxicomanía. La mujer se encontraba en el patio de su casa con una pierna fracturada de un tiro. El vecino la retiró hacia la vereda y cuando llegó la ambulancia y una primera comisión policial, los uniformados advirtieron que en el interior de la vivienda estaba, con una herida en el cuello y bañado en sangre, el concubino de Galindo, también policía y de apellido Hernández. También había una criatura dentro de la casa: el hijo de la mujer, que fue entregado provisoriamente a otros familiares. A las 10:30 de ayer llegó al domicilio de los policías el juez de instrucción Ricardo Calcagno, quien ordenó un allanamiento, secuestró las armas reglamentarias de los dos agentes y las vainas y proyectiles hallados en el lugar. El magistrado dispuso detención preventiva de los dos policías, quienes quedaron internados y con custodia, y las autoridades encuadraron la causa provisoriamente como “tentativa de homicidio”. Las circunstancias precisas del hecho, así como también la verificación de si sólo una o ambas armas fueron accionadas durante la pelea, deberán ser investigadas por el fiscal Eduardo Fernández y el juez Calcagno. Según pudo saber este medio, las autoridades de la Regional de Policía iniciaron además una investigación interna que derivará en un sumario para evaluar las eventuales medidas disciplinarias a aplicar, y ya anticiparon que ambos uniformados quedarán en situación pasiva hasta que se resuelva su situación procesal.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Pareja de policías terminó una discusión a tiros