Paro en la región: Baja adhesión y poca gente en la calle

En Neuquén la protesta fue débil pero hubo muy poco movimiento.



NEUQUEN (AN).- El paro dispuesto por las centrales obreras que lideran Rodolfo Daer y Hugo Moyano tuvo un alto porcentaje de acatamiento en oficinas de dependencias nacionales y en los gremios de camioneros y ceramistas. La masiva adhesión contrastó con otros sectores como comercio, bancos y transporte donde la actividad fue casi normal. Aún así en las calles del centro de la ciudad era evidente por el movimiento de gente que se trató de un jueves atípico. A la medida de fuerza adhirieron los gremios CTA y Sitramune. El ministro de Gobierno y Justicia, Jorge Gorosito, dijo que en la administración central "el paro no se notó". Lo mismo ocurrió en en la municipalidad local.

Según una información oficial de la empresa de transporte urbano de pasajeros Indalo, se registró un solo incidente ayer muy temprano en el barrio Valentina Sur, donde uno de los micros fue atacado a pedradas por desconocidos.

El paro se sintió en la sede local del Banco Nación, la única entidad crediticia que ayer no abrió sus puertas. También en las delegaciones de AFIP-DGI, con un porcentaje de acatamiento de más del 60% y en el PAMI, con un 80% de adhesión. Se notó también en el sector de camioneros, especialmente en la recolección de residuos domiciliarios. Los Ceramistas, que están desde hace más de dos meses en conflicto con la empresa Zanon por su parte lograron un alto acatamiento a la medida de fuerza.

En el aeropuerto "Juan Domingo Perón" no llegaron los primeros vuelos de Austral y Lapa aunque otras líneas como Dinar, operaron normalmente. Con el correr del día la actividad se fue normalizando y al mediodía llegaron los vuelos programados de Lapa y Lade.

En el transporte automotor, Indalo instrumentó un sistema de frecuencia similar al de los días sábados, aunque en algunos ramales la frecuencia fue habitual, según se informó oficialmente. Los colectivos interurbanos también funcionaron con regularidad, a excepción de la empresa que hace que el trayecto Centenario-Neuquén.

En el transporte de larga distancia la única empresa que registró un alto nivel de adhesión fue "La Estrella". Responsables de la firma dijeron que no saldrían colectivos hasta la finalización del paro.

El ministro Gorosito dijo que en términos generales "la actividad fue normal en bancos y comercios" y que el paro "no se notó en la administración pública". En Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) la adhesión fue del 10%. No se tuvo información del Ente Provincial de Energía. El nivel de acatamiento en el organismo de energía de la provincia por lo general ronda el 30%.

Uno de los comerciante de la calle Perito Moreno afirmó a esta agencia que en ocasiones anteriores "no me preocupaba perder un día de trabajo y como repudio cerraba". Sin embargo "como después nada cambia, llega un momento en que te cansás e igual abrís el negocio".

Los gremios que convocaron a la medida de fuerza, al contrario de lo que ocurre cuando quien convoca es la CTA, no llamaron a sus afiliados a manifestarse públicamente con una marcha. Aún así la policía de la provincia dispuso un operativo especial de seguridad en el microcentro.

Especialmente en la avenida Argentina, donde está la mayor concentración de sedes bancarias. También fueron custodiadas las sedes de empresas privatizadas.

Con un crédito, el gobierno apagó el incendio de Centenario

NEUQUEN (AN).- El gobierno neuquino otorgará 150.000 pesos, a través de un crédito del Iadep, a los empresarios cárnicos que manejan el matadero de Centenario para que pongan a punto las instalaciones del emprendimiento de acuerdo a las exigencias del Senasa, según informó anoche el intendente de Centenario, el emepenista, Luis Castillo.

Dijo que los empresarios, por su parte, asignarán 100.000 pesos para afrontar las deudas con los trabajadores y con los proveedores mientras el matadero permanece inactivo.

Con el acuerdo alcanzado entre el sector privado, la provincia y los trabajadores del matadero, finalizó el corte sobre el puente, que une Centenario con la localidad rionegrina de Cinco Saltos, tras 38 horas de protesta. Fernando Lisse, dijo que los trabajadores abandonan la medida de fuerza porque se garantizó el pago de los sueldos de los 26 operarios hasta octubre próximo cuando el matadero estaría en condiciones de retomar la actividad una vez finalizadas las remodelaciones.

Ayer al mediodía en la municipalidad de Centenario, los trabajadores se habían reunido con los dueños del matadero, el intendente de esa localidad, Marcelo Lazcano del Iadep y el diputado oficialista Eduardo Carbajo en representación del Ejecutivo neuquino, para buscar destrabar el conflicto.

Durante el cónclave, realizado en el palacio municipal, cada uno de los sectores había expuesto sus exigencias y la situación que afronta. Los empresarios, por su parte, solicitaron el crédito a gobierno provincial para enfrentar los costos que insume acondicionar el matadero, según lo exige el Senasa. Sin embargo decidieron pasar a un cuarto intermedio para resolver las diferencias. Para poner en regla al matadero es necesario instalar una nueva sala para desposte, una cámara frigorífica, un horno para incinerar los huesos y un digestor de playa para esterilizar todo lo sobrante de la faena.

Horas antes de concretarse el acuerdo, el representante de los matarifes, Sergio Rivas, sostuvo que desde 1994 cuando se hicieron cargo del matadero hasta ahora invirtieron 440.000 pesos en acondicionar las instalaciones y sólo han podido trabajar seis meses.

Indicó que "desde que tienen a su cargo la concesión del matadero sólo han podido trabajar desde noviembre del 2000 -cuando se declaró al país libre de aftosa- hasta fines de abril de este año. Porque desde 1995 hasta noviembre último estuvo en vigencia la barrera sanitaria".

La protesta de los operarios se desarrolló en el marco del paro nacional convocado por las centrales obreras. La medida de fuerza se inició el miércoles a las 5.30 luego de que los dueños del matadero presentaran el preventivo de crisis por la complicada situación que enfrenta la industria cárnica neuquina desde que se implementó la barrera sanitaria.


Comentarios


Paro en la región: Baja adhesión y poca gente en la calle