Paro nacional: Respaldo a la protesta, críticas a los métodos

Con matices, la oposición coincidió con el reclamo. Los piquetes fueron lo más cuestionado.



EL PAÍS

El titular del Ejecutivo porteño, Mauricio Macri, consideró que si bien los reclamos bajo los cuales se convocó al paro son compartidos por la inmensa mayoría de la gente, la protesta “no va a contribuir en nada” porque “el gobierno no va a cambiar la situación del país, ni tomar medidas necesarias como frenar la inflación -causa principal de las distorsiones del régimen de pago del impuesto a las Ganancias- y corregir el problema de la inseguridad.”

Macri rechazó el “autoritarismo del piquete” y advirtió que si le tocara gobernar se garantizará el derecho de todos a trabajar. El jefe del PRO, advirtió que la huelga convocada por los sindicalistas opositores Hugo Moyano y Luis Barrionuevo “termina siendo más parte de una interna peronista que una búsqueda de soluciones”.

El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, calificó de “locura” el método de los piquetes. “La elección tiene que ser libre del trabajador, es una locura que se produzcan piquetes y cortes de accesos para forzar el paro”:

Al igual que Macri, el ex intendente de Tigre justificó las motivaciones de la huelga pues “el impuesto a las Ganancias y la inflación son fuentes de principal preocupación por la pérdida que representan en el poder adquisitivo”; pero a diferencia deMacri, Massa apuntó principalmente a los manifestantes de izquierda -que procedieron a los cortes- y no a los sindicalistas peronistas.

El titular de la Unión Cívica Radical (UCR), Ernesto Sanz, relativizó la importancia del paro y se mostró en desacuerdo con los piquetes que dejó a la gente “varada y atenazada” en los accesos a la Capital Federal. Él mismo estaba impedido de desplazarse a la ciudad de Córdoba. El senador de la UCR expresó que “los paros deberían ser la última instancia”, aunque aludió el corte del diálogo y el espíritu hostil del gobierno. “No tengo mucha expectativa que a partir de hoy las cosas puedan ser diferentes”, señaló Sanz, quien recordó los trece paros generales que sufrió el gobierno de (Raúl) Alfonsín. “Las razones del paro, en cuanto a la realidad de que los trabajadores sufren los efectos de la inflación y del ajuste, son ciertas pero antes del paro hay otras metodologías”.

En la oposición, el más contundente en apoyo del paro fue Fernando “Pino” Solanas quien rechazó el mote de “político” que le asignó el kirchnerismo.

“Es un reclamo justo del trabajador que reclama “paritarias libres, jubilaciones dignas y el mínimo no imponible”, y se preguntó ¿qué otras armas tiene el trabajador cuando se lo arrincona con paritarias falsas”.

“Estamos en un incendio que fue advertido. No se puede seguir creyendo en las falsedades de este gobierno. Hay que enfrentar las crisis sociales con soluciones y no seguir generando desamparo e inseguridad en los ciudadanos”, concluyó Solanas.

El Frente Amplio Progresista (FAP) mostró fisuras, por un lado la postura de Solanas y la más dura aún de Libres del Sur (que encabezan Humberto Tumini y Victoria Donda) que participó de los piquetes.

“El ajuste ortodoxamente neoliberal combinado con la permanencia de una altísima inflación no existen para los funcionarios K que salieron a desprestigiar la medida de protesta del día de hoy”, afirmó Tumini.

Pero ni Hermes Binner, ni Luis Juez ni Margarita Stolbizer -de viaje en el exterior- evitaron ser contundentes y tomaron distancia, molestos con ciertos comportamientos violentos, confió a “Río Negro” un vocero del exgobernador santafesino y segundo candidato presidencial más votado en las últimas elecciones.

Para Néstor Pitrola diputado del Partido Obrero, “el paro es un éxito ya desde la cero hora. El piquete clave ha sido desde las 5, repartiendo volantes, difundiendo y explicando la medida. No veo un alma “.

Agencia Buenos Aires


Comentarios


Paro nacional: Respaldo a la protesta, críticas a los métodos