Parto lento para la modificación de la Ley de Acefalía

El Senado aprobó y giró a la Cámara de Diputados la modificación de la ley de acefalía para permitir que el presidente elegido en las próximas elecciones asuma su mandato el 25 de mayo y que luego, el 10 de diciembre, inicie el período constitucional de cuatro años, sin que estas variantes impliquen la proscripción de ningún candidato.

Tras el fracaso de la sesión en la jornada del miércoles, por falta de quórum, y la demora de cuatro horas en el inició previsto originalmente para las 16, el Senado aprobó otro de los proyectos que integra el paquete de medidas electorales reclamado por el gobierno.

Las diferentes posturas sobre la fecha en que se debía dar por iniciado el mandato del presidente electo en los próximos comicios motivó que se adujeran diferentes hipótesis de inconstitucionalidad sobre cada una de ellas.

Finalmente, se decidió establecer que el tiempo que transcurrirá del 25 de mayo de 2003 -fecha en la que efectivizará su renuncia Eduardo Duhalde- al 10 de diciembre de 2003 -cuando finaliza el período constitucional de cuatro años que inició en 1999 Fernando de la Rúa- no se considerará a los efectos de de aplicar las prohibiciones para las reelecciones.

Al atribuírsele un valor neutro a éste período, los senadores menemistas se sumaron al resto del bloque, aunque algunos nuevos puntos de la redacción hacían alejar a parte de los radicales.

Concretamente, con la última modificación, el texto quedó de la siguiente manera: "En caso de acefalía la determinacion de la Asamblea Legislativa deberá recaer en un senador nacional, un diputado nacional o un gobernador de provincia. En caso de existir presidente y vicepresidente de la Nación electos, los mismos asumirán los cargos acéfalos", agrega el texto.

Finalmente, aclara que "el lapso transcurrido desde la asunción prevista en este artículo hasta la asunción del período para el que hayan sido electos no será considerado a los efectos de la prohibición prevista en el último párrafo del artículo 90 de la Constitución Nacional".

Las diferencias se subsanaron pasadas las 19 y el acuerdo permitió que se destrabara el tratamiento en la Cámara de Diputados del paquete de medidas electorales que hace una semana aprobó el Senado.

Durante el debate, la presidenta de la comisión de Asun- tos Constitucionales, Cristina Fernández de Kirchner (PJ-Santa Cruz) destacó que "debe haber un período entre dos mandatos de un presidente que es reelecto que debe ser de cuatro años".

"Con esta sanción pretendemos adecuar la ley de acefalía a la letra constitucional y si un presidente quiere volver a ser reelegido debe esperar cuatro años para proponerselo", agregó.

En contra del tratamiento del proyecto de ley de acefalía, Jorge Yoma (PJ-la Rioja), dijo que "la elección de presidentes por medio de la Asamblea Legislativa es un bochorno y una carga legislativa que le dimos a los argentinos desde el 20 de diciembre del año pasado".

Sostuvo también que "no hay necesidad de precarizar el mandato del próximo presidente electo" y se preguntó "¿en virtud de qué asume entre el 25 de mayo y el 10 de diciembre?". (Télam)

Monitoreo de Poder Ciudadano

El alto número de las comisiones permanentes, la falta de quórum, falencias en la información pública, escasas reuniones de comisión con legisladores y la discrecionalidad en el acceso a esas reuniones fueron señaladas como las debilidades de la Cámara de Senadores durante el 2002, por Poder Ciudadano.

La fundación presentó ayer un informe y monitoreo cívico llamado "El Senado de la reforma", en el que se analizan las fortalezas y debilidades del cuerpo.

El Senado argentino constituye el cuerpo de todo el continente americano con mayor cantidad de comisiones (47). Según el informe, esto provoca que -por ejemplo- el senador Carlos Verna, presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, sea secretario de otras 3 comisiones y vocal en otras 10; Carlos Maestro, jefe de bloque de la UCR, trabaje en 10 comisiones como vocal; y Jose Luis Gioja (PJ) se desempeñe en 18.

Otros datos que se desprenden del monitoreo indican que Terragno (UCR) y Mera (PJ) son los senadores que menor cantidad de proyectos presentaron (4), seguidos por Antonio Cafiero (PJ) y Pardo (PJ) con 7, mientras que Eduardo Moro (UCR) es el legislador que mayor cantidad de iniciativas presentó con 118, seguido por Miriam Curletti (UCR) con 113. En tanto, Jorge Yoma y Gallia(PJ) fueron los senadores que mayor cantidad de veces faltaron (10), seguidos por Angel Pardo (PJ) con 9, y Lescano (UCR) y Cristina de Kirchner (PJ) con 7 "faltazos" .


Comentarios


Parto lento para la modificación de la Ley de Acefalía