Pascua violenta en Medio Oriente

Dos bombas, varios muertos y decenas de heridos en otra jornada cargada de ira



JERUSALEN (EFE).- Dos muertos -un soldado israelí y un activista de Hamas- y decenas de heridos es hasta ahora el balance de una jornada violenta en Israel y los territorios palestinos cuyo último episodio fue la explosión anoche de dos bombas en la ciudad israelí de Kfar Saba, 20 kilómetros al este de Tel Aviv.

La segunda explosión, a unos 200 metros de distancia de la primera, fue de gran potencia y causó al menos un herido leve, según la radio israelí, mientras que en la primera no se registraron víctimas. La policía baraja la hipótesis de que el herido pueda ser el presunto terrorista que habría colocado las bombas y que la primera explosión, de escasa potencia, pudo ser una trampa para congregar a gente y hacer explotar después la segunda.

Por otro lado, Israel bombardeó ayer objetivos de la guerrilla de Hizbulá en el sur de Líbano, por primera vez desde su retirada militar hace casi un año, en respuesta a un ataque de ese grupo que causó la muerte del soldado.

Aviones de combate israelíes atacaron dos objetivos de Hizbulá en respuesta al ataque con misiles antitanque lanzado antes por la guerrilla libanesa contra un puesto militar israelí en la disputada zona de Har Dov, en la frontera entre Israel y Líbano, que causó la muerte a un soldado, según portavoces militares. Israel lanzó unos 60 proyectiles pesados desde carros de combate a la zona de Kfar Saba en Líbano, al tiempo que aviones y helicópteros de ataque entraron también en acción.

La región de Har Dov se encuentra en el punto donde convergen las fronteras del Líbano, Israel y Siria, y es reclamada por Hizbulá como parte del territorio libanés. Tras su retirada del Líbano, que puso fin a 22 años de ocupación, Israel mantuvo bajo su soberanía la región de Har Dov, llamada las granjas de Cheba, alegando que fue conquistada a Siria y no al Líbano, por lo que sólo la devolvería en virtud de un acuerdo de paz con Damasco.

Mientras tanto, en la franja de Gaza, al menos 24 palestinos resultaron heridos en Rafah, en el sur, al abrir fuego los soldados israelíes con armas ligeras y con artillería pesada desde carros de combate. Fuentes médicas palestinas dijeron que cinco de los heridos se encuentran en estado grave en el hospital Naser de Rafah.

Los incidentes comenzaron hacia el mediodía, cuando milicianos palestinos lanzaron ocho granadas contra los soldados israelíes en el puesto militar junto a la frontera con Egipto, en el paso conocido como “Puerta de Saladino”.

En Gaza capital un miembro de la organización radical Hamas murió mientras fabricaba una bomba que hizo explosión, causando heridas graves a cuatro personas, entre ellas un niño de seis años. La potente explosión se produjo en plena calle en el barrio de Sajaia, en el este de Gaza capital, una zona pobre y superpoblada.

Fuentes policiales revelaron que la víctima mortal, Mohamed Nazan, de 34 años, era un guardaespaldas del líder espiritual de Hamas, el jeque Ahmed Yasin. Los heridos son un niño de 6 años que jugaba en la calle, un hombre de 65 años que al parecer es el padre del fallecido, un joven, hermano de la víctima y otro hombre de 34 años amigo de la familia.


Comentarios


Pascua violenta en Medio Oriente