Pasivos en vía de recuperar su aporte de emergencia

Fueron presentadas 2.271 declaraciones juradas. Cobrarán 7,2 millones en bonos provinciales.




VIEDMA (AV).- Unos 2.271 pasivos presentaron a la Unidad de Control Previsional (UCP) las declaraciones juradas que avalarán la devolución del aporte de emergencia, efectuado compulsivamente en 1992 para licuar el déficit de la entonces Caja de Previsión Social de Río Negro.

El reclamo traducido en dinero implica una suma de 7,2 millones de pesos, según las estimaciones oficiales efectuadas por las autoridades de ese organismo provincial, a cargo de Sandra Izaguirre.

Esa cantidad de pasivos se presentó al último plazo que tenían para hacerlo, de acuerdo a lo prescripto por la UCP.

A partir de ahora, los empleados enviarán las declaraciones juradas a la Fiscalía de Estado para verificar si quienes se presentaron no reclamaron -previamente- esa suma por medio de la vía judicial.

El mecanismo de devolución se puso en marcha el año anterior mediante el decreto-ley N 9/99.

Tal compensación se concretará mediante la entrega de certificados de deuda pública rionegrina denominados Río III, equivalentes al importe de los descuentos en tal conceptos efectuados, en los casos que el beneficiario tenga menos de 60 años. O cuando siendo mayor, su haber bruto supere los 1.000 pesos.

En los casos de beneficiarios de 60 años o más de edad, la compensación se concretará en efectivo si el haber bruto es inferior a 550 pesos, y en bonos Río II si tal haber se ubica entre 550 y 1.000 pesos.

Quienes tienen la posibilidad de cobrar en efectivo también son aquellos ex afiliados al ente previsional provincial, que en la actualidad padezcan una enfermedad terminal u oncológica.

Al último recuento, este sector alcanzó los 65 beneficiarios que implican devolver unos 217.339 pesos.

Desde que se implementó el operativo el año anterior ya percibieron el reintegro una veintena de personas con enfermedades terminales.

La primer versión de reintegros surgió en abril del año pasado y los pagos comenzaron en cuentagotas unos días antes de las elecciones del 27 de junio pasado, y que confirmaron al gobernador Pablo Verani en el cargo.

Algunas devoluciones resultaron irrisorias: alcanzaron los 22 pesos. Consiguieron cobrar unas 600 personas.

El grueso comenzará a cobrar en los próximos meses.

De acuerdo a las estimaciones de las autoridades previsionales, para los primeros días de noviembre el ministerio de Economía girará una partida presupuestaria a fin de efectivizar el pago de los pacientes oncológicos que restan recibir el dinero.

En el medio, falta un mínimo trámite ante la obra social provincial Ipross y ante la Junta Médica Provincial para que certifiquen los síntomas.

El grueso de los pasivos podrían recuperar esa poda salarial en los primeros días del año próximo.

Cómo será en el resto de la provincia

Para el interior de la provincia, el operativo de pago se concretará a través de procedimientos especiales que implementará el Banco Patagonia -como agente financiero de la provincia-.

La metodología será recorriendo localidad por localidad.

Mientras tanto, el ministerio de Coordinación inició gestiones tendientes a buscar que beneficiarios en pasividad que vivan en otras provincias puedan hacerse del reintegro.


Comentarios


Pasivos en vía de recuperar su aporte de emergencia