Paso clave para un frente entre la UCR y Lavagna

El ex ministro y la cúpula partidaria que encabeza Gerardo Morales decidieron que representantes de ambas partes negocien la construcción de un coalición para el 2007.





El radicalismo y el sector encabezado por el virtual candidato presidencial Roberto Lavagna dieron ayer un paso clave hacia la conformación de una coalición para el 2007 y el proyecto «centroprogresista» que presentarán en la campaña.

Para ello, el presidente de la UCR, Gerardo Morales y Lavagna acordaron delegar en el titular de la Convención, Adolfo Stubrin y en dos dirigentes cercanos al economista, Alberto Coto y Alejandro Rodríguez, la conformación de los equipos técnicos y las negociaciones en torno a la construcción de un frente.

Stubrin precisó que los puntos centrales de la discusión tendrán que ver con mejorar «el fortalecimiento institucional y la cuestión social».

En tanto, al finalizar el encuentro, Morales comentó -en las oficinas del ex ministro-, que la intención es buscar puntos comunes entre el plan de gobierno que presento Lavagna y el documento surgido de la Convención radical de Rosario, para elaborar una propuesta conjunta.

«El objetivo es partir de las bases programáticas» de ambos partidos, «ver en qué puntos coincidimos y ver cómo podemos enriquecerlo, especialmente en el tema del fortalecimiento institucional y el tema de la deuda social», indicó a la prensa el jefe radical.

De esta manera, el radicalismo terminó con la indefinición que mantuvo durante todo el 2006 y logró encaminar la discusión interna para encarar la construcción de una coalición electoral para octubre del año próximo, con Lavagna como principal figura.

La designación de Morales al frente del Comité Nacional, en lugar del mendocino Roberto Iglesias, reflejó claramente las intenciones partidarias de no perder el tiempo y comenzar a formalizar el acuerdo.

Morales mantuvo una primera reunión con Lavagna en Jujuy pocos días antes de asumir en la conducción del partido, el primero de diciembre, pero ayer concurrió en compañía de los jefes de los bloques legislativos Fernando Chironi y Ernesto Sanz para profundizar otros aspectos de la agenda común.

La cúpula de la fuerza se reunirá hoy con los ruralistas de CONINAGRO, a pocas horas del fin del paro del campo en contra del gobierno y el jueves lo hará con la CTA.

En tanto, señalaron que continúan las conversaciones con el Partido Socialista en el ámbito parlamentario, especialmente entre Chironi y el presidente del PS, Rubén Giustiniani.

Con respecto al grupo liderado por el diputado de PRO Mauricio Macri, el senador jujeño reiteró que «no hemos pensado en un acuerdo programático con el macrismo», aunque aclaró que «no vemos mal un acuerdo táctico» entre el empresario y Lavagna para no competir en el mismo distrito.

Para Morales, a menos de un año de las elecciones, los esfuerzos de la oposición deberían centrarse en «evitar la fragmentación» e «intentar ponerle límite al abuso de poder» que a su entender encarna el gobierno nacional.

 

En busca de una alternativa

 

Sin embargo, el senador aclaró «esto no es una coalición antigobierno» sino que apunta a fortalecer a todos los partidos que «buscan convertirse en una alternativa» de administración para el 2007.

Además, Morales volvió a enviar un guiño interno: al ser consultado sobre las versiones que indicaban que el presidente Néstor Kirchner ya habría designado al gobernador mendocino Julio Cobos como su compañero de fórmula, Morales minimizó la cuestión e insistió en que su sector «va a retomar el diálogo con los radicales K». (DyN/Télam)


Comentarios


Seguí Leyendo

Paso clave para un frente entre la UCR y Lavagna