Pasó la lluvia y la nieve se instaló en Bariloche

Reparten agua en barrios afectados y se coordina la entrega de garrafas y leña.

BARILOCHE (AB).- El día después del temporal tuvo pocas horas de tregua antes de que la nieve se instalara en los barrios del Alto azotados anteayer por las intensas lluvias. El agua desagotó, las calles se limpiaron y comenzaron las tareas para mejorar los precarios pluviales que fueron desbordados con 100 mm de agua caída en las últimas horas.

La temperatura bajó de manera abrupta y la nieve comenzó a registrarse cerca de las 11 en el barrio Nahuel Hue. Fue un instante en que Blanca Romero terminó de colocar en un alambrado que oficia de medianera con el lote vecino, la ropa mojada por el agua que ingresó a su casa. Y debió volver a sacarla rápidamente: la nieve ya la había mojado otra vez. La nevada continuó todo el día y hay probabilidad que se repita hoy.

“Ayer (por el martes) sentí muchísimo el temporal, nos entraba agua por las uniones de las paredes sobretodo en la pieza que no está terminada, y por el techo también”, contó Blanca mientras retiraba la ropa del tendal improvisado junto a su hijo de 7 años.

En la pequeña casa de paredes verde de la calle José Lukman, Blanca construyó su refugio desde hace un año y medio, y ayer logró templarla sólo con una estufa eléctrica porque no dan abasto con las garrafas. Ahora el problema –tras las lluvias– es el agua que sale turbia de las canillas y por eso se dispuso un operativo con camiones del Ejército que desde ayer reparten agua en los barrios más afectados.

El director del hospital zonal, Víctor Parodi, admitió que “no es seguro consumir el agua de red” y para evitar cuadros gastrointestinales pidió que se acerquen en busca de agua potable que se repartirá. Mientras que otra consecuencia del temporal en materia sanitaria será un pico de patologías respiratorias que se prevé para la próxima semana.

El comité de emergencia se constituyó en la Delegación Sur, en la Pampa de Huenuleo, desde donde se coordinó la entrega de 1.100 garrafas y 440 metros de leña en los barrios Nahuel Hue y Malvinas. Además el municipio dispuso materiales y mano de obra del plan Néstor Kirchner para reparar los techos afectados que hasta ayer contabilizaban menos de 20.

El gobierno admitió que fueron 300 los afectados por el temporal aunque no se registraron evacuados en el centro Ruca Che y tampoco en el comedor Gotitas de Esfuerzo, sólo decenas de familias que se autoevacuaron a casas de vecinos.

Las máquinas municipales comenzaron a arrojar piedra en las principales arterias de los barrios más castigados para cavar mayor profundidad en los canales que derivan el agua al arroyo Ñireco.

Alfredo Leiva


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios