Patti ni se acercó al resultado que él esperaba

El ex comisario devenido en político apenas obtuvo un 6% de los 26 que especulaba sacar como candidato a gobernador bonaerense. Aseguró que "no le pondremos piedras" a De la Rúa.

El candidato a intendente por el Partido Unidad Bonaerense (PUB), Luis Patti, no alcanzó el resultado que había pronosticado durante su campaña, al obtener según los últimos datos oficiales alrededor del 6% de los votos.

No obstante, Patti quien también se postuló para su reelección en la intendencia de Escobar, afirmó que en ese municipio bonaerense se imponía "con el 55 % de los votos".

En su bunker ubicado en la Hostería Die Engel, en Escobar, Patti quien había dicho que iba a obtener más del 26%, afirmó que "en la provincia vamos a sacar entre el 10 y el 15%, que significa entre cuatro y seis diputados nacionales".

Los cómputos oficiales, pasadas las 23.30, indicaban que para la gobernación bonaerense Carlos Ruckauf obtiene el 47.73%, Graciela Fernández Meijide 43.31 y Patti el 6,44%, escrutadas el 42,44% de las mesas de la provincia.

Durante el escrutinio Patti fue vivado por un grupo de simpatizantes que siguió la elección fuera de la hostería y tras informarse de los resultados en su municipio se dirigió a Pilar, para festejar los resultados de su candidato a intendente en ese distrito, Sergio Bivort, quien triunfó en su municipio.

El intendente de Escobar agradeció a "quienes nos han acompañado en toda la provincia" y afirmó que "jamás le dimos dinero a nadie, hemos luchado contra aparatos monstruosos, así que estamos más que contentos".

Sobre el triunfo de Fernando de la Rúa a nivel nacional señaló que "era previsible" y tras asegurar que "siempre fui peronista y moriré peronista", remarcó que "sigo teniendo un gran respeto por Eduardo Duhalde pero la elección la perdió el gobernador de la provincia de Buenos Aires".

"No supo hacer alianzas, no supo tener una interna como correspondía y todavía hoy creo que la elección interna del justicialismo fue una cachetada a la democracia", opinó.

Con Menem, como siempre

Consideró que Graciela Fernández Meijide "luchó muy fuerte en la provincia de Buenos Aires" y dirigió sus críticas hacia Carlos Ruckauf, al sostener que "el PJ hizo mal los deberes y además, las bases se habían ido del justicialismo".

Patti afirmó que "si yo fuera el presidente (Carlos Menem) no me preocuparía, seguramente lo van a golpear muy duro durante los próximos dos años, pero después de dos años lo van a ir a buscar" porque "la evaluación del gobierno de Menem la van a hacer dentro de dos años, ahora serán solo críticas".

Asimismo descartó ocupar un lugar referido a temas de seguridad en el futuro gobierno de la provincia y dijo que el PUB "hará una oposición constructiva". "No le vamos a poner piedras en el camino al gobierno, sino que los vamos a ayudar a que se hagan las cosas bien y vamos a criticar las que se hacen mal", finalizó. (DyN y Télam)

"Renovación atroz"

A las 20, en Escobar, el postulante a gobernador por el Partido Unidad Bonaerense, Luis Patti, se mostró satisfecho por su performance en el comicio, pronosticó que su fuerza política "va a seguir creciendo" y advirtió que dentro del peronismo bonaerense se avecina "una renovación atroz" tras el resultado de ayer, aunque aclaró que a Eduardo Duhalde no se lo puede considerar como un "cadáver político".

Insistió que "la mano dura" seguía siendo la salida más adecuada para el problema de la inseguridad en Buenos Aires.

En este sentido, reiteró su postura de "tolerancia cero" e insistió a sus seguidores que "no abandonen" estas consignas en los próximos tiempos.

Un escrutinio demorado

La secretaria de Asuntos Institucionales del Ministerio de Interior, Liliana Gurdulich de Correa, explicó que el escrutinio provisorio en la provincia de Buenos Aires "se demora por la cantidad de cargos que se eligen en ese distrito".

Puntualizó que "en distintos medios digo desde hace 15 días que entre las 23 y las 24 íbamos a tener un flujo importante de datos, pero en la provincia se iban a demorar por la cantidad de cargos y de mesas".

Sostuvo que "hay una tendencia a confundir los datos conocidos como boca de urna con los datos oficiales" y afirmó que "los datos oficiales requieren confiabilidad y seguridad y para eso se requiere tiempo".

Explicó que "los telegramas de los presidentes de mesa de todos los distritos son trasladados por el Correo a un centro de ingreso de datos, de los cuales hay 40 en todo el país".

"Cada centro de ingreso de datos cuenta con la presencia de fiscales de todos los partidos y a su vez, en el Correo Central también se encuentran presentes los fiscales nacionales de todos los partidos con sus apoderados para verificar la carga al sistema de los resultados de cada mesa", precisó. En ese sentido, remarcó que "los datos ingresados en los centros de ingresos de datos son transmitidos de manera inmediata al centro de operación y control ubicado en el Correo central, aquí en la capital y desde allí, en forma simultánea a cada pantalla de difusión".

Precisó que "los fiscales nacionales están comunicados con los fiscales de cada centro de carga de datos por lo tanto, pueden advertir si existen algún tipo de irregularidad".


Comentarios


Patti ni se acercó al resultado que él esperaba