Pechos firmes con una operación de cirugía estética

Hay casos vale la pena pensar en una operación para que los senos recuperen su tersura.



#

Muchas mujeres sufren problemas psíquicos cuando sus pechos se ponen flácidos después de uno o varios embarazos. La mirada al espejo se convierte en una tortura, la autoestima baja. En esos casos vale la pena pensar en una operación para que los senos recuperen su tersura. Sin embargo, no existe ninguna garantía de que los pechos, después de la intervención quirúrgica, tengan exactamente el aspecto soñado.

“Después de un embarazo, los pechos generalmente parecen estar vacíos, flácidos y colgantes. Los pezones están más hundidos y muchas veces el escote se ha desinflado totalmente”, explica el cirujano plástico alemán Dennis von Heimburg. El cambio de aspecto tiene varias causas: como consecuencia del embarazo, los pechos de la mujer se agrandan notablemente y, por ende, la piel se dilata. Cuando la mujer deja de amamantar, el volumen de los senos vuelve a disminuir. Generalmente, los pechos se hacen más pequeños que antes del embarazo.

Sin embargo, la piel generalmente no puede contraerse en la misma medida. “Eso depende en alto grado de la presencia de proteínas como el colágeno y la elastina”, explica el cirujano plástico Uwe von Fritschen. Estas proteínas cambian con la edad, aunque en parte también están genéticamente condicionadas.

Por otra parte, fumar y exponerse con frecuencia al sol reducen la elasticidad de la piel. “Generalmente, la piel de los pechos es más delgada y menos elástica. Por esto, la piel en esa zona no se encoge tanto como la piel del vientre”, dice Sven von Saldern, presidente de la Asociación Alemana de Cirugía Estética y Plástica. Si la mujer quiere recuperar a toda costa la forma original de los pechos, la única opción que le queda es una intervención quirúrgica. “Para someterse a tal operación, la mujer debería acudir únicamente a un médico especializado en cirugía plástica y estética”, recomienda Von Fritschen.

Para tomar una decisión correcta, la mujer debería acudir a varias consultas con el médico, preguntarle por sus experiencias y averiguar si el especialista puede atender los deseos estéticos de la mujer y con qué métodos. “Un asesoramiento extenso incluye también la elaboración de un plan de tratamiento individual, un presupuesto de gastos, la presentación de imágenes de pechos antes y después de la intervención y una explicación de las complicaciones que puedan surgir”, explica Von Fritschen.

Una operación para tersar los pechos siempre deja cicatrices. “Generalmente, son rojas durante el primer año y eventualmente requieren de un tratamiento posterior con pomadas, por ejemplo”, dice Von Heimburg. Las cicatrices son una imperfección estética permanente. Antes de someterse a una operación, la paciente debe mentalizarse de que eso es inevitable. “Una operación de este tipo no le devuelve totalmente a la mujer el cuerpo juvenil de antes”, subraya la psicóloga Gerhild von Müller. La intervención deja cicatrices que siempre se notarán y sobre todo se sentirán, muchas veces con dolor.

Una operación realizada por un especialista tiene un índice de complicaciones relativamente bajo. Sin embargo, no se pueden descartar alteraciones durante la cicatrización o una merma de la sensibilidad. También es posible que después la mujer ya no pueda amamantar y que la piel ya no pueda aflojarse. Además de estos aspectos, el riesgo de perturbaciones de la coagulación y enfermedades psíquicas o la importancia que la mujer dé a los defectos estéticos pueden desaconsejar una operación.

Desde el punto de vista médico, una operación para tersar los pechos rara vez es necesaria, sino que generalmente es una intervención para dar una forma más bonita a los pechos. Los costes de la operación, que el seguro no cubre en casi ningún país, fluctúan, según la dimensión de la intervención, entre 4.500 y 6.000 euros (entre 5.900 y 7.800 dólares). Esta cantidad se eleva a 8.000 euros si la paciente pide además un implante mamario para aumentar el volumen de los pechos.

dpa


Comentarios


Pechos firmes con una operación de cirugía estética