Pekerman ‘escondería’ algunas cartas 

Es probable que el técnico decida el equipo un rato antes del cotejo de mañana con Uruguay.



Notas anteriores

TOLEDO, Brasil (DyN, enviado especial) – La formación que el seleccionado argentino presentará mañana ante Uruguay sigue siendo una gran incógnita, ya que durante el entrenamiento realizado ayer, José Pekerman no realizó trabajos tácticos ni paró una formación tentativa que permita realizar alguna especulación al respecto.

De todos modos, es muy probable que el técnico decida preservar a alguno de los siete jugadores que poseen una tarjeta amarilla (Gabriel Milito, Leandro Cufré, Diego Placente, Diego Markic, Juan Román Riquelme, Pablo Aimar y Leonardo Biagini) porque, en caso de ser amonestados nuevamente, se quedarían afuera del primer partido del cuadrangular final de este Preolímpico en el que hay tan poco fair play como público en los estadios.

También habrá que ver qué decide hacer el técnico con Milito y Lionel Scaloni, quienes ayer participaron de los partidos jugados en espacios reducidos pero luego trotaron aparte alrededor del terreno de juego del estadio Municipal de aquí.

Milito venía sufriendo molestias en la rodilla y Scaloni siente dolores en el tobillo derecho, aunque ambos están en condiciones de jugar, según le dijo a DyN el doctor Donato Villani.

Con todo, ayer circuló un rumor en la concentración del Olinda Park Hotel sobre la posibilidad de que Mariano Messera sea titular por primera vez desde el arranque debido a que tanto Aimar como Riquelme, los otros dos enganches titulares, están amonestados.

En este marco, una de las pocas certezas existentes es que Pekerman no aguardará el final del partido entre Perú y Bolivia para definir la formación titular, según dijo su ayudante de campo, Hugo Tocalli.

En caso de que Perú no le gane mañana a Bolivia en el primer turno, Argentina se clasificará para la ronda final aún perdiendo con los uruguayos, que ya lograron el pasaje al cuadrangular.

El entrenador de Perú, Teddy Cardama, comenzó a ponerle pimienta a la última fecha al asegurar que “Argentina y Uruguay ya tienen arreglado un empate para el sábado”. La opinión de Pekerman sobre el tema no pudo conocerse porque ayer fue un día sin atención al periodismo.

Es muy probable que -si se clasifica- Argentina viaje hacia Londrina el domingo a las 14 en un vuelo charter. La delegación se alojaría en el hotel Bristol.

Por otra parte, el jefe de prensa, Ricardo Ruiz, aclaró que la AFA no recibió ningún pedido oficial de parte del Mallorca para que Biagini regrese a España para recuperarse de su pubialgia.

El miércoles, al conocerse el enojo del entrenador del Mallorca, Fernando Vázquez, por la situación de Biagini, Pekerman dijo que el delantero, quien por culpa de su lesión no puede jugar más de cuarenta y cinco minutos por partido, de ninguna manera será devuelto a su club.

Durante la práctica, presenciada por 38 brasileños, al plantel se lo notó mucho más distendido que otras veces. Por caso, los jugadores se divirtieron bastante al jugar un “loco” del que también participaron Tocalli y Villani.

Pasado el tiempo de la recreación, el plantel se dividió en dos grupos de diez jugadores cada uno y se jugaron dos partidos de cinco contra cinco en espacios reducidos.

En una cancha se enfrentaron Cufré, Placente, Markic, Scaloni y Aimar contra Milito, Duscher, Riquelme, Saviola y Romeo. Y en la otra estuvieron de un lado Bizarri, Pereyra, Messera, Quintana y Alesandria, y del otro Muñoz, Crosa, Richetti, Cambiasso y Biagini. 

Scaloni le da prioridad al valor del resultado

TOLEDO (DyN, enviado especial) – Lionel Scaloni es el jugador más divertido del equipo argentino. Es el que bromea y vive haciendo reir a sus compañeros con sus chistes y ocurrencias. Esa frescura, sin embargo, queda archivada por completo cada vez que sale a la cancha, ya sea con la camiseta del seleccionado o con la de La Coruña, el club español en el que juega.

Al jugar los partidos, Scaloni asegura que se “transforma con tal de ganar como sea”.

En su caso, esa frase es toda una definición. Surgido de la escuela de Estudiantes de La Plata, Scaloni no opone reparos en proclamarse “resultadista al máximo, porque en el mundo del fútbol eso es lo único que sirve”.

¿Estás preocupado porque el equipo no encuentra su verdadero nivel?

– “A medias, porque la realidad marca que de tres partidos ganamos dos y empatamos el restante. Y que con sólo empatar con los uruguayos vamos a pasar a la ronda final”.

¿Por qué les cuesta tanto ganar los partidos?

– “Contra Argentina los rivales se matan, juegan al ciento por ciento de sus posibilidades. Yo, al menos, siento que nos quieren ganar a toda costa. Por eso, cuando las cosas no nos salen del todo bien, como contra Bolivia, hay que tratar de ganar con garra y lucha”.

¿No te parece que si siguen jugando así es improbable que se clasifiquen para los Juegos Olímpicos?

– “Creo que siempre es mejor ganar 3-0 jugando bien y convenciendo. Pero de nada te sirve jugar bien y después perder. En el fútbol mandan los resultados, y yo soy resultadista. ¿De qué serviría quedar afuera de los Juegos jugando bien?”

Tenés un discurso fundamentalista.

– “Lo que pasa es que vengo de una escuela para la cual lo primordial es ganar. En Estudiantes siempre fue mucho más importante ganar que jugar bien”.

¿Jugar con Uruguay es tan importante como hacerlo contra Brasil?

– “Los argentinos siempre queremos ganarles a los uruguayos y los brasileños. Sobre todo a Brasil, porque cuando les ganás, gozás el triple. Pero ganarle a los uruguayos representaría un muy buen envión anímico”.


Comentarios


Pekerman ‘escondería’ algunas cartas