Pekerman se despojó de la diplomacia

"Necesitamos jugadores con hambre de gloria", le bajó el pulgar a Verón.

José Pekerman decidió terminar con la polémica en torno a la no convocatoria de Juan Sebastián Verón con una frase que sonó con crudeza y reflejó lo que piensa el DT de la "Brujita". "Necesitamos jugadores con hambre de gloria", se despachó el entrenador cuando le consultaron sobre el tema.

Seguramente presionado por diferentes frentes que hacen fuerza por la convocatoria del volante del Inter, Pekerman se cansó y dejó la diplomacia de lado. "Este equipo (la selección) necesita de jugadores que tengan hambre de gloria", ametralló.

Luego, analizando la repercusión que tomarían sus declaraciones – y que finalmente tomaron–, se desdijo en diálogo con radio Del Plata, medio al que le dijo que jamás intentó hablar en esos términos y que "nunca" habló de Verón.

Otra de sus declaraciones que impactaron se produjeron a la hora de referirse a Julio Grondona y su constante insistencia en hablar de nombres, candidatos y convocatorias.

Fue en ese momento que se le recordó que el presidente de la AFA había dicho que "como gerente" quería ver la lista de jugadores antes que se presentara en la FIFA. A esto Pekerman respondió: "Tiene todo el derecho del mundo en opinar, pero él sabe que es el técnico el que toma las decisiones".

Sobre la lista de 23 futbolistas que elegirá para Alemania 2006, el entrenador repitió que ya tiene en ela cabeza el 95 por ciento de la misma, pero dejó en claro que "hay que dejar el margen para jugadores que uno siempre tuvo en cuenta".

También señaló que "en los mundiales se debe analizar los antecedentes pero si no hay actualidad es complicado, si no hay respuesta física. No deben estar todos los chicos juntos, mucha juventud. Se necesita jugadores de experiencia", declaró, clarificando muy poco.

Luego hizo algunas confesiones. Por ejemplo, que le hubiese encantado probar a jugadores como "Belluschi, Castromán, Somoza, Biglia", pero ya no hay tiempo.

En cuanto a los que les reclama la prensa y los hinchas en general, llámese Sergio Agüero, Rodrigo Palacio y Hugo Ibarra, Pekerman dijo que ninguno de ellos tiene las puertas cerradas, habló bien de cada uno, pero dio a entender que no estarán en Alemania. Claro, todavía no está la última palabra.


Comentarios


Pekerman se despojó de la diplomacia