Pelea entre chofer y pasajero dejó 32 heridos

Un colectivo se incrustó en un garage en el barrio de La Recoleta. Fue por un problema en la tarjeta SUBE. En medio de la discusión el colectivero habría recibido un golpe que lo noqueó y le hizo perder el control. Testigos aseguran lo contrario.

#

Treinta y dos personas sufrieron heridas, tres de gravedad, al incrustarse hoy un colectivo en el frente de un garaje del barrio porteño de Recoleta, a raíz de una discusión entre un pasajero y el chofer de la unidad por la tarjeta SUBE. El accidente se produjo alrededor de las 8 en la esquina de Paraguay y Agüero, donde el conductor del interno 5 de la línea 109 perdió el control del vehículo, se subió a la vereda y se estrelló contra el ingreso del estacionamiento. “Se produjeron fracturas de brazos y piernas en varios pasajeros y el chofer es el más grave por sufrió politraumatismos de consideración”, dijo a la prensa el director del SAME, Alberto Crescenti. A raíz del accidente, el chofer tuvo que ser rescatado por personal de bomberos al quedar atrapado dentro del colectivo. Crescenti informó que 32 personas sufrieron heridas y fueron trasladadas a los hospitales Fernández, Rivadavia, Durand y Ramos Mejía. “El impacto fue muy violento pero no hubo víctimas fatales”, precisó a la prensa el médico responsable del servicio de emergencias. El más afectado fue el chofer, que permanece internado en el hospital Rivadavia, mientras otros siete pasajeros sufrieron fracturas en partes del cuerpo, tres de ellos más graves. En tanto, el jefe de Tráfico de la línea 109, Alberto Traverso, aseguró esta mañana que el accidente fue consecuencia de una discusión por un problema en el sistema de la tarjeta de pago electrónico SUBE. “Hubo una discusión con un pasajero, que le pega un golpe que lo noquea, el chofer pierde el control y se produce la colisión”, precisó en declaraciones al canal TN el referente de la empresa de colectivos. Traverso dijo que “hay conflictos porque, a veces, el sistema no es óptimo” y recordó que “el pasajero tiene derecho a mantener su viaje si no anda la máquina lectora”, pero aclaró que “en caso de que no tenga saldo en la tarjeta, tiene que pagar con monedas”. El directivo de la línea que cubre el trayecto entre Liniers y el Correo Central aseguró que el colectivero trabaja hace cinco años en la empresa y lo definió como un personal “experimentado”. Sin embargo, testigos dijeron a la prensa que el chofer abandonó el volante para increpara a un pasajero que no le funcionaba la tarjeta SUBE y no tenía dinero para abonar el pasaje. Por esto, el vehículo quedó a la deriva, se subió a la vereda e impactó contra el frente del garaje ubicado en calle Paraguay al 3000. Agencia DyN

BUENOS AIRES


Comentarios


Pelea entre chofer y pasajero dejó 32 heridos