Peligra el subsidio al gasoil en el transporte público

El gobierno nacional decidió suspender el subsidio a las empresas que subieron las tarifas y todas las que operan en Neuquén y alrededores lo hicieron. Deberían discutir otro aumento.



NEUQUEN (AN)- Peligra el subsidio al gasoil en los colectivos urbanos y en los interurbanos que unen las localidades vecinas, debido a que aumentaron la tarifa. A Indalo ese subsidio le representa 1.600.000 pesos al año y si lo pierde -todo o parte-, la ciudad de Neuquén deberá discutir una nueva suba de boleto.

En los colectivos rojos de Indalo la suba rondó en un 10% por acuerdo entre los dos partidos oficialistas: la Unión Cívica Radical y el Movimiento Popular Neuquino, si bien no llegará al bolsillo de los pasajeros hasta dentro de 10 días. En los servicios suburbanos bajo jurisdicción provincial el incremento fue muy superior, de casi un 38%, y se aplica desde mayo.

Antes de autorizarse los incrementos, la delegación local de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT) había advertido que cualquier modificación en el cuadro tarifario podía implicar la pérdida del aporte estatal.

El viernes, con una nueva resolución, la secretaría de Transporte de la Nación endureció la regla, determinando que todas las provincias y municipios del país que autorizaron subas en el transporte de pasajeros perderán este beneficio.

La decisión alcanza también a aquellas ciudades que tienen un boleto mínimo superior a 75 centavos.

Pero el subsecretario de Organismos Concesionados del municipio, Fernando Palladino, cree que “la ciudad de Neuquén no está alcanzada por la norma, porque el nuestro es un sistema totalmente regulado” y la tarifa no está determinada a ojo sino mediante una “metodología de costos”.

“No es a través de una declaración jurada, donde se pueden dibujar los costos”, remarcó Palladino la diferencia. Recordó que “la mayoría de las interurbanas no tienen metodología de costos y algunas, como el servicio Plottier-Neuquén, vende boleto arriba del colectivo”.

A favor de Neuquén capital, indicó que la comuna elevó oportunamente a Nación documentación demostrativa de que “hasta octubre teníamos el sistema equilibrado y se disparó por efecto de los aumentos salariales dispuestos a nivel nacional”.

“No creemos que se nos obligue a eliminar los subsidios”, dijo el funcionario.

En el transcurso del último año, el incremento salarial redondeó el 75% para los 285 empleados que trabajan para Indalo.

 

Documentación

Palladino añadió que “en 10 días elevaremos la información” que pide el gobierno nacional a través de la resolución 337. De ella se desprendería que muy pocas transportistas del país están en el nivel de cumplimiento de la neuquina en lo impositivo, aportes patronales y sueldos, entre otras cosas.

“Todo cuenta”, insistió el funcionario municipal.

La nueva resolución modifica los criterios para mantener el derecho a la percepción de los bienes fideicommitidos del Sistema Integrado de Transporte Automotor (SISTAU) con destino a compensar las tarifas al transporte urbano y suburbano. Comenzó a aplicarse en 2002 para ayudar a las empresas a afrontar los aumentos en los costos tras la caída de la convertibilidad.

En el último año, Indalo, que tiene una flota de 98 coches, recibió unos 1.300 pesos mensuales por unidad en concepto del SISTAU .

Según Palladino, la quita, de producirse en esta ciudad, sería del 30% del subsidio total que cobra Indalo, equivalente a 480.000 pesos al año.

Piquete en la terminal

NEUQUEN (AN).- Con un piquete en la terminal, un grupo de empleados municipales impidió la limpieza de los baños de los colectivos que realizan servicios de larga distancia en protesta a “la protección que da el intendente Horacio Quiroga a un funcionario” acusad de supuesto acoso sexual. La medida de fuerza se realizó en el sector donde trabajaba una empleada que denunció el hecho y el Ejecutivo respondió, dicen, rescindiendo su contrato.

“Es un serio llamado de atención al intendente Quiroga”, sostuvo el dirigente del gremio municipal (Sitramune), Luis Martínez.

Agregó: “con el despido a la empleada lo que hizo fue dar un mensaje perverso al personal: quien denuncie una irregularidad será despedido”.

El secretario general del sindicato municipal anticipó nuevas medidas sorpresivas porque “no podemos permitir la impunidad”.

El piquete transcurrió entre las 9 y las 11 en el área de la estación de colectivos donde los micros de larga distancia descargan las excretas, al llegar a la terminal. En todo el tiempo en que duró la protesta, los colectivos debieron seguir viaje con los baños químicos saturados.


Comentarios


Peligra el subsidio al gasoil en el transporte público