Peligro de escalada



GAZA, Franja de Gaza (AP).- Desde el momento en que terminó el tiroteo que obligó al nuevo jefe de la OLP, Mahmoud Abbas, a arrojarse al suelo para salvar su vida, el episodio estuvo envuelto en confusión. De acuerdo a una versión, fue un intento de asesinato. De acuerdo a otra, se trató de una confusión que derivó en un descomunal alboroto en una habitación donde todos estaban armados. De cualquier forma, el violento incidente del domingo donde murieron dos funcionarios de seguridad y otras cinco personas fueron heridas subraya las dificultades del nuevo liderazgo palestino y acentúa los temores de que Gaza pueda hundirse en el caos. Inclusive “cuando Arafat estaba vivo, no tenía capacidad de controlar Gaza’’, dijo Hafez Barghouti, jefe del periódico palestino Al-Hayat Al-Jadida. “Ahora va a ser todavía más difícil’’. Abbas, el presunto heredero de Arafat, cuenta con escaso respaldo popular. Pero necesita disciplinar las distintas facciones palestinas si desea evitar un colapso del orden en Gaza. Se ignora si podrá lograrlo, pese a los esfuerzos de los palestinos por mostrar unidad luego de la muerte de Arafat el jueves. Si Abbas o cualquier otro sucesor de Arafat fracasan, y Gaza queda dividida en facciones rivales, cesará toda posibilidad de reanudar los esfuerzos de paz con Israel. Los israelíes dicen que las gestiones de paz pueden esperar a que los palestinos consigan un liderazgo estable, un objetivo que podría hacerse cada vez más distante debido a la violencia. Los enfrentamientos se han acrecentado en Gaza desde que el primer ministro israelí Ariel Sharon anunció el año pasado que intenta evacuar todos los asentamientos y las bases militares en la empobrecida franja costera, hogar de 1,3 millones de personas. A partir de ese momento, diferentes grupos palestinos han tratado de imponerse mediante la violencia, con el propósito de tomar el poder una vez se vayan los israelíes. En febrero, se registró un enfrentamiento en la jefatura de policía de Gaza entre hombres leales al caudillo Mohamed Dahlan y partidarios del jefe de policía Ghazi Jabali. Un policía murió y 10 fueron heridos. En julio, un alto funcionario policial fue secuestrado por un grupo de policías que habían sido despedidos y querían recuperar sus empleos. En fecha más reciente, pistoleros leales a Dahlan se enfrentaron con otros leales a Moussa Arafat, otro jefe de seguridad de Gaza y primo del fallecido líder.


Comentarios


Peligro de escalada