Penas de hasta 18 años de prisión por el crimen de China Muerta

El monto mayor de la condena fue para Vicente González. Juan Carlos Fuentes y Aarón Lizama recibieron 13 años y 4 meses. Un jurado popular los había declarado responsables del homicidio de Roberto Maier, un hombre muy querido del lugar.

Con penas que van de los 18 años hasta los 13 años y cuatro meses de cumplimiento efectivo ayer se dio por finalizado el juicio por el crimen de Roberto Maier (47), quien fue asesinado de un disparo en enero del 2017 en el paraje China Muerta. Un jurado popular había declarado responsables a los tres imputados de homicidio en ocasión de robo, agravado por el uso de arma de fuego. Uno de los condenados acumulaba una condena previa de cuatro años y por la unificación de las sentencias totalizará 21 años de prisión.

Los montos de las condenas se dieron a conocer ayer en una breve audiencia en la que el juez Alejandro Cabral dictaminó 13 años y cuatro meses para Juan Carlos Fuentes (19), 14 años a Aarón Lizama (20) y 18 años a Vicente González (34).

Conformidad de la fiscalía

Desde la fiscalía, a cargo de Agustín García, se manifestaron conformes con la resolución del juez. Tanto García como el abogado querellante de la familia, Juan Manuel Coto, habían solicitado 25 años para González y 17 años para Fuentes y Lizama.

Si bien nunca se pudo comprobar quién disparó el arma que mató a Maier, González fue el más comprometido porque durante el desarrollo del juicio por jurados quedó expuesto como el líder de la banda que cometió el homicidio.

En el caso de Fuentes, recibió el mínimo previsto y el juez mencionó varios puntos que actuaron de atenuantes: consideró la corta edad del acusado (tiene 19 años), además está en pareja y tiene un hijo con discapacidad.

En cuanto a Lizama, de 20 años, también contempló la edad y además entendió que el contexto sociocultural del joven contribuyó en su accionar.

Proyecto destruido

Previo a dar a conocer la sentencia, el juez expuso los argumentos que llevaron a determinar los montos de las penas y entre todos sus fundamentos manifestó que se trata de penas “justas y equitativas”, porque el crimen de Maier no sólo implicó la muerte del hombre sino que “destruyó un proyecto familiar”.

Esto se debe a que durante el juicio, que se realizó la última semana de noviembre, el fiscal ventiló que Maier y su esposa, Isabel Gallegos, pretendían instalar una chacra educativa en su lote de China Muerta, pero tras la muerte del hombre esas aspiraciones familiares se desmoronaron.

Además el juez sostuvo que el homicidio también generó un gran impacto en una tía de la víctima, de 73 años, quien fue testigo presencial del hecho y que en los meses posteriores se vio perjudicada en su salud.

El antecedente

Vicente González fue llevado a juicio previamente por una entradera ocurrida en abril de 2014 a una empresa del parque industrial de Plottier. Por ese caso recibió una condena de 4 años y medio de cumplimiento efectivo. Al momento del crimen de Maier la sentencia estaba en etapa de apelación. Durante la audiencia de ayer, el juez Cabral explicó que se unificó la condena con una sentencia previa que tenía por otro robo armado llevando la pena a 21 años.

El crimen generó una gran repercusión en el paraje cercano a Senillosa, donde la víctima y su familia tenían una chacra desde el 2009.
Paso a paso
hasta la sentencia
El viernes 13 de enero pasado, a las 22, cuatro encapuchados ingresaron a la casa de Roberto Maier a robar y le dieron un tiro en medio de un forcejeo.
La víctima se encontraba con su hija de 13 años y una tía de 73 años.
Maier falleció el lunes 16 de enero en horas del mediodía por un infarto cerebral. El disparo le había destruido la arteria carótida izquierda.
Sus vecinos cortaron la ruta para pedir justicia y seguridad.
El 1 de diciembre pasado, un jurado popular declaró culpables a los imputados tras una deliberación de cinco horas.

Seguí informado, suscribite gratis a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.