Pequeños ganaderos no tienen ni para subsistir

Algunos perdieron todo en la zona de Jacobacci.



1
#

José Mellado

2
#

La crisis, la falta de oportunidades y la ayuda con cuentagotas obligan a pequeños crianceros a migrar a las ciudades.

José Mellado

La sequía y la ceniza fueron el golpe de gracia para los ganaderos.

INGENIERO JACOBACCI (AJ).- La crítica situación que afecta al sector agropecuario de la Región Sur rionegrina parece no tener una salida viable a corto plazo. La intensa sequía de casi siete años y la ceniza volcánica amenazan con terminar con la principal fuente de producción de la zona, como lo es la ganadería ovina y caprina. Miles de productores lo han perdido casi todo en el último año y la migración hacia los centros poblados se acelera inevitablemente con el correr de los días. Esta realidad aumenta la preocupación de intendentes que, desde sus municipios se ven imposibilitados de dar las respuestas necesarias que permitan frenar el éxodo del campo al pueblo. “Ya no nos quedan ovejas. Teníamos casi 400 y con la ceniza nos quedaron menos de 150. Podemos sacarle unos 670 kilos de lana que, con suerte podemos llegar a vender a 13 ó 14 pesos por kilo. Es decir uno 9.000 pesos. De ahí tenemos que afrontar los costos de esquila que hoy por oveja están entre 7 y 8,50 pesos, si hacés Prolana y con el resto vivir todo el año”, dijo un productor. “La vida en el campo se hace muy difícil. Nos vamos a terminar comiendo los pocos animales que nos están quedando”, señaló Juan, un pequeño productor de Carrilaufquen, una de las zonas más jaqueadas por la sequía y la ceniza, ubicada a unos 40 kilómetros del norte de Jacobacci por la Ruta Provincial 6. Los productores esperan un 2012 más húmedo que el año pasado donde sólo se registraron unos 50 milímetros y dos nevadas que no superaron los 3 centímetros de altura. En lo que va de 2012 en la zona de Jacobacci se llevan registrados unos 90 milímetros de lluvia de promedio y no se registraron nevadas. Según un relevamiento realizado en abril, en la jurisdicción de Jacobacci hay unos 722 productores que reúnen unos 170.000 animales ovinos y caprinos. Del total, el 97 por ciento tiene menos de 1.000 animales, el 93 por ciento menos de 500 y 521 campesinos menos de 300. La sequía y sobre todo la ceniza volcánica, han causado pérdidas del 46% de las majadas. Este porcentaje tuvo mayor incidencia en las ovejas –con el 49%–, que en las cabras donde las pérdidas fueron del 29%. “No hemos salido de la emergencia. Todavía estamos inmersos en una emergencia productiva y económica donde nuestra principal producción como lo es la ganadería ovina no puede salir de la crisis. Por eso es necesario poder asistir a nuestros productores que lo han perdido casi todo”, señaló el intendente de Jacobacci, Mario Del Carpio Melgar, quien la semana pasada solicitó ayuda a Nación. El jefe comunal el presentó el pedido al secretario de Coordinación Político Institucional del Ministerio de Agricultura de Nación, Haroldo Lebed, a quien le presentó un informe detallando la compleja situación que afecta a cientos de productores. Se estima que sólo en la zona de Jacobacci se necesitan unos 5.000.000 millones de pesos en ayuda.


Comentarios


Pequeños ganaderos no tienen ni para subsistir