Percusión y tambores en una danza ritual

Abstractal y Los Tamboreros del Fin del Mundo unen los ritmos latinoamericanos con los sonidos de la naturaleza.

#

Abstractal y Los Tamboreros del Fin del Mundo proponen liberar los sentidos.

NEUQUEN (AN).- Los timbres y tambores saldrán esta tarde a rastrear sus sonidos en una danza ritual de extraña naturaleza. Como una forma de rendir culto a un Dios imaginario sin nombre ni residencia, los ritmos latinoamericanos se mimetizarán con la percusión y con algunos sonidos de la naturaleza tratados con electroacústica y electrónica.

Este mundo musical difícil de explicar pero de una fuerza poderosa que se está afianzando en la ciudad, abrirá sus puertas hoy a las 17 en el auditorio de la Escuela Superior de Música de Neuquén, ubicada en diagonal Alvear y avenida Argentina. Los anfitriones serán el grupo de música experimental Abstractal y Los Tamboreros del Fin del Mundo, que presentarán un set de percusión y experimentación sonora electroacústica en tiempo real.

Traducido a un lenguaje más cotidiano el espectáculo consistirá en una sesión donde la percusión dirigida por Pablo Venegas, acompañará los sonidos generados con la electrónica y la electroacústica, que se mezclarán con sonidos reales de agua, pájaros o vientos tratados tecnológicamente. Todo el proceso basado en una selección de ritmos latinoamericanos.

"La idea es generar a través de la música una danza ritual en el público asistente, proponemos un espacio de liberación donde los sentidos se acostumbren y acompañen esta nueva manera de hacer música", explicó Juan Fortm, uno de los músicos de Abstractal.

El espectáculo contará además, con la presencia de los Djs Nicolás Morales y Matías González y con las artistas plásticas Daniela Pennese y Stela Sanguinetti, que presentarán algunas de sus obras que complementarán el mensaje de la muestra. El cierre del encuentro estará a cargo del doctor Jorge Mandelli, que ofrecerá una conferencia sobre las técnicas E.M.F balancing y brindará una meditación guiada.

La experimental, electrónica-electroacústica trasciende las definiciones convencionales de la música, busca permanente el cambio, la transición, la transformación de lo conocido partiendo del universo interno del músico o intérprete. Quienes se dedican a vanguardia sostienen que "no se trata tanto de un género musical, sino de una actitud musical".

"Tratar de explicar esta manera de hacer música es entrar en una cuestión casi filosófica. Pero se puede definir como el uso de la tecnología moderna para reformular, recrear o reinventar la música. Es tomar como base algunos ritmos convencionales y experimentar con ellos para saber qué más pueden transmitir", sintetizó Fort, que junto a "Chorus", integra Abstractal.

El jazzista norteamericano John Zorn, junto a Peter Gabriel y Jon Hassel, son innovadores a la hora de mezclar música antiguas y contemporáneas, improvisar y generar nuevas músicas. Si bien Zorn, puede ubicarse dentro del jazz por la importancia de la improvisación, también puede caber cómodamente en un universo que va desde composiciones académicas hasta el rock metálico pasando por la música japonesa y el folclore hebreo. La estructura de sus composiciones es la de un collage, hecho mediante la yuxtaposición de breves episodios, lo cual contribuye a crear y mantener una tensión a todo lo largo de la pieza, puesto que ésta parece estar siempre comenzando, sin terminar de desarrollarse y concluir.

Algo así se podrá apreciar esta noche con Los Tamboreros del Fin del Mundo.


Comentarios


Percusión y tambores en una danza ritual