Periodistas en EE. UU. pueden ir presos por no revelar fuentes





WASHINGTON (AFP) - La Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos rechazó ayer considerar el caso de dos periodistas del New York Times y de la revista Time que se negaron a revelar sus fuentes en una investigación que afecta a la Casa Blanca.

La Corte Suprema era el último recurso de los dos periodistas, Judith Miller (The New York Times) et Matthew Cooper (Time Magazine), luego de que un tribunal federal de Apelaciones confirmara en abril pasado que podrían ser condenados a hasta 18 meses de prisión si continuaban negándose a identificar sus fuentes. La investigación judicial busca determinar si un alto funcionario de la Casa Blanca filtró a la prensa la pertenencia a la CIA de Valerie Plame, esposa de un ex embajador, Joseph Wilson.

Revelar la identidad de un funcionario de la central de inteligencia es un delito en Estados Unidos. Según Wilson, esta filtración tuvo por objetivo castigarlo por haber puesto en duda públicamente en julio de 2003 en el cotidiano The New York Times los argumentos del presidente George W. Bush afirmando que el luego derrocado Saddam Hussein había tratado de obtener uranio en Niger.

El tribunal de Apelaciones había estimado que no existía "privilegio proveniente de la primera enmienda (constitucional que garantiza la libertad de prensa) que proteja los elementos implicados" en la investigación.

Para ello se había basado en una decisión de la Suprema Corte de 1972, según la cual la protección a la prensa garantizada por la Constitución no se aplica a los periodistas cuyo testimonio podría ser esencial en casos criminales.


Comentarios


Periodistas en EE. UU. pueden ir presos por no revelar fuentes