Peritos deberán definir si Kielmasz es un “asesino serial”



ROCA (AR).- Los peritos de parte y los del Cuerpo Médico Forense deberán entrevistar “las veces que resulte necesario” a Claudio Kielmasz, condenado a prisión perpetua por el primer triple crimen de Cipolletti, hasta determinar científicamente su estado de salud mental y confirmar o descartar la existencia de patologías psicológicas o psiquiátricas. Sólo después de analizar esas conclusiones el juez de ejecución penal Juan Pablo Chirinos resolverá si acepta o no el pedido de salidas transitorias planteado por Kielmasz y su abogado, el defensor oficial Gustavo Viecens. Ayer hubo una audiencia entre el magistrado, el defensor y el abogado de la querella, Marcelo Hertzriken Velasco, con los peritos de parte Juan Pablo Kotlar (por la defensa) y Luis Di Giácomo (por la acusación) y la psicóloga forense María Eugenia Abaca. Tras casi una hora de debate, fijaron los puntos de la pericia psicológica a la que será sometido Kielmasz, quien según aclaró el juez “reúne el requisito temporal y de calificación (conducta y concepto)” para obtener el beneficio. Hertzriken Velasco pidió que los peritos definan también “si estamos ante un psicópata con rasgos de perversión y sadismo hacia las mujeres, dado sus antecedentes de abandono materno” y, en caso afirmativo, “si puede convivir en libertad interactuando con mujeres” y si tiene “alguna característica que se llame asesino serial” por “fijación u obsesión”. Pero pese a que tiene cumplidos los años de prisión exigidos por la ley y una buena calificación en la U.9 de Neuquén, la querella insiste en que padece una “enfermedad” que lo coloca en la categoría forense de “psicópata perverso no recuperable”, por lo que sostienen que no es bueno “ni para la sociedad ni para él otorgarle el beneficio”.


Comentarios


Peritos deberán definir si Kielmasz es un “asesino serial”