Permiten la revisión judicial del caso Pinochet y complican su liberación 

La Corte Suprema estudia la causa.

Londres (EFE-Télam).- El juez que preside la vista de la Corte Suprema sobre el caso Pinochet, Simon Brown, dio ayer el permiso formal para solicitar la revisión judicial del proceso, en una decisión que permitiría a Bélgica y a organizaciones de derechos humanos llegar hasta la Cámara de los Lores para evitar la liberación del ex dictador chileno.

Esto no significa necesariamente que el caso Pinochet vaya a ser revisado por la justicia británica, sino que las partes (Bélgica y los grupos pro derechos humanos) fueron formalmente autorizadas a pedir esa revisión.

En una primera reacción, el juez español Baltasar Garzón envió instrucciones judiciales a la Fiscalía británica para recurrir contra una eventual determinación de liberar al ex dictador chileno por razones de salud. El juez español solicitó ayer a la Fiscalía británica que «adopte las medidas necesarias», incluidos los recursos pertinentes, para que la demanda española de extradición de Pinochet «sea efectiva».

Analistas explicaron que la decisión de Brown abre la posibilidad de llegar hasta la Corte de los Lores, la más alta instancia judicial británica, para impedir que el secretario del Interior, Jack Straw, permita «por razones humanitarias» el regreso de Pinochet a Chile.

El Tribunal Superior de Londres, formado en esta ocasión por tres jueces -uno de los cuales es Brown, el presidente-, se pondrá, ahora, a considerar los argumentos de las partes para decidir si el Caso Pinochet merece ser revisado por la justicia.

Los jueces reconocieron, entre otras cosas, que las partes tienen derecho a recurrir contra la decisión del ministro británico del Interior, Jack Straw, de mantener en secreto el informe médico en el que se basó para «inclinarse» a ponerlo en libertad.

Lo que ha hecho el juez Brown, una vez más, es convertir esta vista -en la que las partes pedían permiso para solicitar la revisión del caso- en una apelación formal para decidir si el proceso puede ser revisado por la justicia. En otras palabras, los tres magistrados pasaron de considerar la forma de la petición de las partes a estudiar el fondo de la misma.

Bélgica y los grupos pro derechos humanos acogieron la decisión del tribunal con visibles muestras de alegría y la consideraron como una primera victoria técnica.

En un comunicado, Amnistía Internacional «celebra» la decisión del los jueces e insistió en que el proceso debe sentarse ahora en los argumentos de fondo que defienden los solicitantes.

El juez Brown explicó que tomaba esta resolución para evitar que el caso cayera en otro «desgraciado» tribunal -según dijo- y dio tanto a Bélgica como a las ONGs la posibilidad de que presenten más alegaciones; es decir de que argumenten en favor de la revisión judicial del proceso propiamente dicha.

Ambas partes insisten en que el informe médico de Pinochet «es de interés público», entre otras razones porque es el documento en cuyas conclusiones se ha basado el ministro para inclinarse a denegar la extradición de Pinochet a España.

El informe fue hecho por los cuatro especialistas que escogió el propio Straw para que reconocieran física y mentalmente a Pinochet, cosa que hicieron el pasado día 5 de enero.

La vista continuará hasta que los representantes de las partes y el abogado del ministerio del Interior, Jonathan Sumption, terminen sus exposiciones. Sumption argumentó ayer que los poderes «cuasi judiciales» del ministro del Interior en este país fueron pensados para «la protección del acusado».

El abogado del gobierno explicó que Pinochet es una persona cuyos derechos merecen ser respetados y rechazó el que «se haya convertido en un símbolo del compromiso de los países democráticos con los derechos humanos».

Los tres jueces decidirán, en fin, si el Caso Pinochet ha de ser revisado por la justicia o debe volver a manos del ministro del Interior. Sin embargo, el propio juez Brown reconoció que tanto Bélgica y los grupos pro derechos humanos como el ministerio del Interior podrán apelar ante la Cámara de los Lores, máxima instancia de la justicia en este país.

El ex dictador chileno Augusto Pinochet fue detenido en Londres el 16 de octubre de 1998 por orden del juez español Baltasar Garzón, quien lo acusa de graves violaciones de los derechos humanos en su país durante la dictadura (1973-1990).  

Cómo sigue la complicada maraña judicial

Londres (EFE).- La maraña judicial del caso Pinochet se complica: un tribunal consideró que el proceso merece ser revisado por la Justicia y su decisión, sea cual sea, puede ser apelada en la Cámara de los Lores.

Si la revisión judicial prospera, el ministro del Interior británico, Jack Straw, podría ser obligado por los jueces a divulgar el informe médico sobre la salud de Pinochet.

Y si esto ocurre, aunque el ministro podría apelar, acatará esta orden judicial, según dijo ayer su abogado, Jonathan Sumption, en La Corte Suprema de Londres. El panel de tres jueces presidido por Simon Brown, podría pronunciarse sobre la apelación esta misma semana. La decisión podría no ser unánime entre los tres jueces y, en ese caso, valdría la mayoría.

El inesperado anuncio de pasar a la apelación sacó de golpe la vista judicial del letargo en que había caído poco después de que empezara la primera sesión, el pasado lunes, día 7.

Desde entonces, las partes vienen repitiendo básicamente las mismas alegaciones que habían presentado una semana antes ante el juez Maurice Kay, quien les denegó el permiso a apelar.

El abogado del ministerio del Interior soportó un alud de preguntas inquisitivas del juez Brown sobre las razones del secretismo en torno al informe médico; informe en base al cual Straw se ha inclinado a denegar la extradición de Pinochet a España por considerar que no está en condiciones de afrontar un juicio.

«¿Cómo es que el ministro del Interior no previó que esto no sería fácil?», preguntó el juez al referirse al procedimiento seguido por Straw en este caso.

Para Brown, las partes están planteando argumentos «razonables» cuando solicitan la revisión judicial, sobre todo al argumentar que el informe médico de Pinochet es de interés público.

El abogado de Interior dijo, por su parte, que Straw todavía no ha tomado su decisión definitiva sobre el caso y adelantó que cuando la tome «dará a conocer sus razones», indicando que en ese momento podría divulgar el informe médico si así lo ordena el tribunal. El ministro del Interior «no es una parte litigante, sino el que toma las decisiones», dijo su abogado al insistir en que Straw no está obligado a revelar las informaciones o datos que utiliza para ese propósito, en este caso, el informe médico.

El magistrado señaló a continuación, sin embargo: «No estamos lejos de conseguir que (el procedimiento seguido por Straw) sea claro y transparente», con lo que parecía sugerir que el informe médico podría divulgarse antes de que el ministro decida.

La vista continuará hoy cuando el abogado de Bélgica, Nigel Pleming, y el del grupo de organizaciones pro derechos humanos, Richard Drabble, responderán a los argumentos expuestos por Sumption. A última hora apareció en escena un hombre casi olvidado: el abogado de Pinochet, Clive Nicholls, quien intervendrá hoy.

Reacciones a favor y en contra

La decisión de aceptar la revisión judicial del proceso contra Augusto Pinochet hizo renacer las esperanzas entre los familiares de las víctimas del régimen militar y provocó la desazón de los partidarios del senador vitalicio, que confiaban en su inminente retorno.

«Esta es una muy buena noticia que hace renacer las esperanzas», declaró la presidenta de la Agrupación de Familiares de detenidos desaparecidos, Viviana Díaz, al conocer la decisión

En la Fundación Augusto Pinochet acogieron la noticia con frustración. Su director ejecutivo, el general retirado Luis Cortés Villa afirmó que el senador vitalicio, de 84 años, «está muy preocupado y muy ansioso por esta situación». «Dios quiera que el país entienda de una vez por todas que lo que está ocurriendo es mucho más delicado que una resolución .¿Qué es lo que quieren? ¿Justicia o venganza?», dijo. (EFE)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora