Peronistas bloquean el Congreso y hacen desagravio a Menem

Es por el pedido de indagar al ex presidente.





Un efecto político inesperado condiciona los planes de Cavallo. Buena parte del peronismo se abroqueló en defensa de Carlos Menem, tras el pedido del fiscal Stornelli de que sea citado a indagatoria como presunto jefe de una asociación ilícita que desvió armas a Ecuador y Croacia.

Las consecuencias comenzaron a notarse. La Alianza se vio imposibilitada de reunir quórum en Diputados para debatir el proyecto de ampliación de la convertibilidad al euro.

Como telón de fondo, el PJ permanecía envuelto en una intensa convulsión, mientras el ala menemista del bloque preparaba una gran asamblea partidaria hoy en el Congreso como señal de desagravio al ex presidente.

Esperan la presencia de gobernadores, legisladores nacionales y otros dirigentes, con el fin de repudiar lo que se definió como una «persecución política».

Será una verdadera demostración de poder del menemismo.

Por su parte, el juez federal Jorge Urso, que entiende en la causa del escándalo de las armas, dijo que no siente «ningún tipo de presión» para citar a Menem, afirmó que él no resuelve «bombas políticas» sino «bombas penales» y sostuvo que, como no tiene plazos, estudia «con mucho cuidado, tranquilidad y paciencia la cuestión».

Precisamente el fiscal que lanzó tal «bomba» prepararía otra: no descartó un pedido de citación también para el actual ministro de Economía, Domingo Cavallo, quien fue uno de los firmantes del decreto de venta de armas.

Desde el peronismo, y en el afán de buscar culpables de esta «persecución», el senador Eduardo Menem no descartó que «sectores del oficialismo» o «algún funcionario de la Alianza» hayan alentado el pedido de indagatoria.

En tanto, el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, dijo que «no estarían dadas todas las condiciones de transparencia» en la investigación judicial y expresó su «solidaridad al ex presidente.

El gobierno sostuvo que no teme que el PJ interfiera negativamente en el tratamiento de las leyes que impulsa y se dijo molesto por el hecho de que integrantes del partido opositor deslizaran que el Ejecutivo podría estar detrás de una presunta campaña de desprestigio contra Menem. «La administración de Fernando de la Rúa es sumamente respetuosa de los poderes del Estado», dijo el vocero oficial, Ricardo Ostuni.

Contrariamente, desde Economía, se escuchó la opinión del secretario Legal y Técnica, Alfredo Castañón. Opinó que las imputaciones judiciales contra Menem aumentan el riesgo país y se lamentó que esa situación pueda demorar el tratamiento de la nueva convertibilidad.

De la Rúa fue escueto en torno de esta situación. Reconoció que «sin duda tiene un efecto político» la decisión del fiscal Stornelli y expresó su deseo de que el tema sea «rápidamente resuelto y aclarado».

Además se preocupó en aclarar que «no hay ninguna acción, ni intención ni propósito por parte de nuestro gobierno», porque el Ejecutivo «respeta la independencia de la Justicia» para salir al cruce de manifestaciones realizadas por peronistas.

El juez que deberá resolver si cita o no al ex presidente Menem respaldó la figura del fiscal Stornelli, que fue duramente criticado en las últimas horas.

Stornelli «es un profesional competente y ha trabajado muchísimo en la causa. Y no se puede evaluar el dictamen si no es a la luz de todo lo que se ha hecho en la causa», dijo el juez. Stornelli había sostenido que, desde el Justicialismo, se pretendía «presionar en el ánimo del juez» que ahora deberá resolver la presentación. Pero Urso aclaró que no se siente comprometido. (DyN, Infosic, Télam y AR)

Stormelli piensa en Cavallo

El fiscal Stornelli admitió la posibilidad de extender el pedido de indagatoria al ahora otra vez ministro de Economía, Domingo Cavallo. El fiscal contestó resueltamente «No» a radio La Red cuando se le preguntó si Cavallo estaba fuera de la posibilidad de ser citado, aunque más tarde en los tribunales federales hizo un pedido a los periodistas: «No me pregunten más de Cavallo, por favor».

Más enfático en cambio fue el abogado Ricardo Monner Sans, quien afirmó que «está faltando la declaración indagatoria de Domingo Cavallo» en la causa por la venta ilegal de armas a Croacia y Ecuador.

En las varias declaraciones que hizo, Stornelli advirtió que ahora «hay que dejar decidir con absoluta tranquilidad al juez» sobre su pedido de indagatoria a Carlos Menem y consideró que las reacciones adversas «tal vez tiendan a presionar al juez (Jorge Urso), no a mí».

«Tal vez sean presiones públicas para intentar torcer su decisión», agregó.

En declaraciones a las radios La Red, Mitre y Continental, el fiscal negó que la causa esté siendo politizada. «No se ha producido una politización de la causa, tal vez públicamente se ha politizado el tema, pero la causa no se ha politizado en absoluto», aseguró el fiscal. Stornelli justificó su decisión de solicitar ayer al juez Urso el pedido de indagatoria de Menem como supuesto jefe de una asociación ilícita al reafirmar que «no queda otro camino». «Es una causa penal y estoy descubriendo la verdad, solamente eso», se defendió.

Anoche, el fiscal aseguró hoy que insistiría en reclamar la citación a Carlos Menem para que declare como jefe de una asociación ilícita que vendió armas ilegalmente al exterior, si el juez federal Jorge Urso no convoca al ex primer mandatario.

«Inmediatamente no es apelable, esto siempre en terreno de las hipótesis, porque las medidas de sumario no son apelables», dijo Stornelli en el programa «A Dos Voces».

Ya tendría abogados

El ex presidente Menem se encuentra enfrascado desde ayer en la elección del abogado que lo representará si el juez federal Jorge Urso acepte el pedido de la fiscalía y lo cita a indagatoria como presunta jefe de una asociación ilícita que traficó armas argentinas al exterior.

Fuentes del menemismo consultadas por Infosic informaron que el ex jefe de Estado tiene «in péctore» para asumir su estratégica defensa a los juristas Mariano Cavagna Martínez, Oscar Roger y León Arslanián, en ese orden de preferencias.

Menem decidió en las últimas horas que el abogado penalista Mariano Cúneo Libarona no representará su defensa, como se había anunciado en un primer momento, y se abocó a la definición del perfil y la elección del letrado a quien le encargará esa tarea.

El propio Cúneo Libarona, quien patrocina en la misma causa a Emir Yoma, confirmó ayer a la prensa que no asumirá la defensa de Menem si el ex Presidente es citado a indagatoria, ante la posibilidad de que pueda haber «intereses contrapuestos» en la investigación. Pero más allá de esa argumentación jurídica, fuentes tribunalicias comentaron que Cúneo Libarona no tendría perfil adecuado para defender al ex jefe de Estado, según los consejos que el líder del PJ recibió de varios de sus colaboradores, entre ellos el senador Carlos Corach.

El abogado penalista cordobés Oscar Roger, ex Procurador General de la Nación y ex embajador del gobierno de Carlos Menem, aseguró ayer que aceptaría trabajar como defensor del ex presidente, pero ya anticipó que el dictamen del fiscal es «frágil». (Infosic y DyN)

Lourdes no declaró: está enferma

Lourdes Di Natale, la ex secretaria del ex asesor presidencial Emir Yoma, cuyo testimonio ayudó para procesarlo, no se presentó ayer a declarar en la causa por la venta ilegal de armas a Croacia y Ecuador.

Es que, según explicaron fuentes tribunalicias, la ex secretaria de Yoma se excusó de presentarse alegando que estaba enferma y por eso su citación fue postergada hasta nuevo aviso.

Según había trascendido, la ex pareja del abogado Mariano Cúneo Libarona -defensor de Yoma- debía presentarse para dar detalles sobre documentos que comprometerían al ex cuñado del presidente Carlos Menem.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Peronistas bloquean el Congreso y hacen desagravio a Menem