Persecución, disparos y dos detenidos en Godoy

Fue después del asalto a una vivienda. Los delincuentes redujeron a un matrimonio y a la madre de la mujer. Les robaron dinero y otros efectos personales. Un vecino escuchó ruidos y dio el aviso. Cuando llegó la Policía los delincuentes escapaban. Hubo disparos al aire y corridas. Al final, los dos cayeron detenidos. Uno había sido condenado por homicidio. Tenían en su poder pistolas calibre 9 milímetros, como las fuerzas de seguridad.

GODOY (AVR)- Dos sujetos que coparon una vivienda a punta de pistola fueron detenidos por la policía, después de una persecución con disparos al aire. Ambos tienen antecedentes y empuñaban pistolas 9 milímetros como las fuerzas de seguridad, aunque no llegaron a utilizarlas.

Las detenciones fueron posibles gracias al alerta de un vecino, que advirtió movimientos sospechosos en la casa que estaban asaltando. Avisó a la policía, que llegó al lugar justo cuando los ladrones escapaban y abortó la huida.

En cuanto a las víctimas del robo, un matrimonio y la madre de la mujer, no sufrieron lesiones. Durante casi una hora estuvieron en poder de los malvivientes, quienes al escapar los maniataron y amordazaron.

La Policía identificó a los detenidos como Marcos Hernán Rodríguez, de 25 años y con domicilio en Roca, y Oscar Alberto Cabral, de entre 44 y 48 años, radicado en Allen.

Este último habría estado preso hasta el año pasado en la alcaidía de Roca purgando una condena por homicidio, según trascendió.

Según pudo averiguar este diario, el hecho comenzó alrededor de las 22 del lunes cuando Manuel Gunzelmann, un conocido comerciante de la localidad, llegó a su vivienda ubicada en el barrio Rey Pastor.

El hombre ingresó a su casa y al rato sonó el timbre de calle. Su esposa atendió y se encontró con los dos asaltantes que, armas en mano, se metieron con violencia en el interior de la vivienda.

Allí mantuvieron bajo amenazas durante casi una hora a Gunzelmann, su esposa y la madre de la mujer, de apellido Lavié.

Rodríguez y Cabral exigían el dinero y otros elementos de valor. Cuando reunieron lo que buscaban, maniataron a sus víctimas y las amordazaron utilizando cinta adhesiva.

Para entonces, los movimientos y ruidos sospechosos alertaron a un vecino quien avisó a la policía. Eran las once de la noche cuando cuatro efectivos de la comisaría local llegaron al lugar.

Dos de ellos se aprestaban a ingresar por la puerta posterior de la casa cuando advirtieron que en ese instante los malvivientes escapaban por la parte trasera. Por eso efectuaron un par de disparos intimidatorios con una escopeta Itaka.

El más joven de los delincuentes se arrojó al suelo y quedó tendido hasta que fue esposado por los policías, en tanto que Cabral huyó a toda carrera.

Mientras Rodríguez era conducido a la subcomisaría local se montó un rastrillaje para dar con su cómplice, hasta que un vecino avisó que estaba en el techo de una vivienda.

Al verse descubierto, Cabral intentó disparar contra sus perseguidores pero se le trabó el arma y fue reducido.

Además se recuperó todo el botín: 500 pesos en efectivo, una filmadora y una botella de whisky, entre otros elementos de valor.

Lo que más preocupó a los investigadores fue que los delincuentes tenían en su poder dos pistolas 9 milímetros, una marca Jerichó y la otra Browning, como las que utilizan las fuerzas de seguridad. Por eso iniciaron actuaciones para determinar su procedencia.

También buscan a un tercer cómplice que habría oficiado de campana, según algunos indicios recogidos en el lugar.

Ayer a la tarde los dos detenidos fueron trasladados a la alcaidía de Roca a disposición del juzgado 2 de Rubén Norry.


Comentarios


Persecución, disparos y dos detenidos en Godoy