Pescarmona viene a defender Chihuido II

El empresario se reunirá esta tarde con Jorge Sobisch. Intentará refutar los argumentos de Cerros Colorados. Se trata de una inversión de 260 millones de dólares.



NEUQUEN- Enrique Menotti Pescarmona saldrá hoy a defender la obra Chihuido II. El empresario bajará a esta capital para destrabar el tratamiento del proyecto de ley para la concesión del emprendimento “multipropósito” Chihuido II, que supone una inversión de 260 millones de dólares para construir una represa sobre el río Neuquén, poner siete mil hectáreas bajo riego y desarrollar un proyecto agroindustrial.

Pescarmona dejará hoy su despacho, se entrevistará con Jorge Sobisch y luego ambos ofrecerán una conferencia de prensa en el domicilio del gobernador electo.

La semana pasada, el presidente de Hidroeléctrica Cerros Colorados y ejecutivo de Dominion Generating en Argentina, Alejandro Koweindl, pidió al vicegobernador Ricardo Corradi que detuviera el tratamiento de la iniciativa porque consideró afectados los términos del contrato de concesión de dicha central.

Cerros Colorados, también ubicada sobre el Neuquén, quedaría aguas abajo de Chihuido II y todavía no concluyó el estudio sobre crecida máxima probable encargado por la autoridad de cuencas -AIC- a la consultora canadiense BC Hydro.

Chihuido II, que se establecerá próxima a Paso de los Indios, sólo podrá construirse si garantiza las mismas condiciones de seguridad y caudal a la represa Cerros Colorados y no pone en riesgo las poblaciones del curso inferior de los ríos Neuquén y Negro, consideró ayer el representante rionegrino ante la AIC, Horacio Collado.

La consultora entregará su trabajo “en dos o tres meses más”, cuando reúna los datos que necesita para calcular la capacidad de maniobra de las represas ante una crecida máxima.

Los fondos de la Nación

El estudio será la base para la realización de obras complementarias de control de caudales, comprometidas por Nación cuando se transfirió al sector privado la represa. La idea del gobierno provincial y del grupo Pescarmona es que los fondos que se utilizarían para ejecutarlas -unos 70 millones de dólares- se apliquen a Chihuido II como parte del aporte oficial al emprendimiento. El resto lo acercará la empresa a través de créditos bancarios nacionales e internacionales.

El proyecto “multipropósito” consiste en construir, a través del régimen de iniciativa privada, una central hidroeléctrica sobre el río Neuquén aguas arriba de El Portezuelo, un canal de riego a cielo abierto entre la represa y la zona de Cutral Co-Plaza Huincul y un proyecto de desarrollo vinícola asociado para elaborar champán.

Durante los 42 meses estimados de la obra -ya declarada de interés provincial- se emplearán unas 700 personas. La seccional local de la UOCRA emitirá hoy un documento en apoyo del proyecto y contra las consideraciones de Koweindl.

Antes de las elecciones, ejecutivos del grupo mendocino mantuvieron reuniones con los principales candidatos a gobernar la provincia, aunque este proyecto se está gestionando con el gobierno de Felipe Sapag desde hace más de un año.

Las obras de control de crecidas del Neuquén figuran entre los compromisos que Nación asumió cuando se privatizó la represa. Si se hace Chihuido II, de acuerdo con la versión de Pescarmona, no será necesario construir embalses ni obras de contención complementarias en la denominada “curva de Añelo”.

Las obras existentes prevén un caudal máximo probable de 11.500 metros cúbicos por segundo que el complejo Cerros Colorados convierte en 3.600 metros cúbicos que se escurrirían aguas abajo. Pero los datos que maneja la consultora VGG, indican que esos valores son superiores y estiman un tope de 17.900 metros cúbicos por segundo.


Comentarios


Pescarmona viene a defender Chihuido II