Pese a la violencia, Abbas es optimista por el diálogo interpalestino