Pesquisas por la beba abandonada en Viedma

Estaba alimentada y abrigada. Buscan a la madre.



#

En la fotografía, Osvaldo Catrilef, el empleado del hospital que halló a la chiquita, responde al requerimiento policial.

Marcelo Ochoa

VIEDMA (AV).- Abrigada, alimentada, en un lugar que garantizaba movimiento de personas desde temprano y a una cuadra del hospital. Así fue encontrada una beba que tendría entre tres y siete días de vida pasadas las 5.30 de ayer en la céntrica intersección de Tucumán y Siete de Marzo. Más precisamente en la puerta de ingreso al Tribunal de Cuentas del municipio de Viedma, edificio donde funciona también la secretaría Electoral local y el Juzgado de Faltas. “Está controlada en la sala de Neonatología con sus signos vitales bien”, señaló el director del hospital local, Alberto Lucio, quien descartó que la criatura haya nacido en el Zatti. Como tantas otras madrugadas Osvaldo Catrilef venía en su bicicleta al lavadero del hospital donde trabaja hace años. La tranquilidad de esa hora no engañó su oído. Ese ruidito que lo obligó a mirar para un costado era muy parecido al llanto de un bebé. El oído le dirigió la mirada hasta un pequeño “bultito” envuelto en una manta blanca y un bolso al costado en una especie de porche en el ingreso a la dependencia municipal. “Enseguida pensé que podía ser un bebé”. Y su instinto no lo engañó. Se acercó y no tardó en levantar a la criatura que había empezado a advertir su presencia. En forma inmediata la llevó al hospital para protección de la beba que estaba vestida y con más ropita en el bolso. Conmocionado aún por el hallazgo Catrilef –padre de hijos jóvenes– pidió públicamente a la mamá de la nena que reflexionara y que fuera a buscarla. La beba pesa tres kilos cuatrocientos gramos y mide 50 centímetros. Apenas denunciado el hecho que conmovió ayer a la comunidad, la Policía inició una investigación a los efectos de ubicar a la madre con el objetivo de legalizar la situación, en el sentido de darla en adopción, teniendo en cuenta la decisión de abandono. La modalidad de corte del cordón umbilical y la sutura indicarían que la beba no fue atendida al nacer en el hospital Zatti ni en el sector privado de Viedma, donde se utiliza alcohol para esa práctica. Todo era motivo de investigación. No se descartaba que la madre de la criatura sea una chica muy jovencita como tampoco que el parto haya sido atendido en un domicilio particular. Tanto desde la Policía como de la Justicia se rescató que la beba se encuentre bien de salud. En este sentido se puntualizó que en el abandono se tuvo en cuenta que estuviera alimentada, arropada para esa hora de una mañana nublada, en un lugar que garantizaba su rápido hallazgo y a una cuadra del hospital.


Comentarios


Pesquisas por la beba abandonada en Viedma