de lujo

#

Stephane fue el líder de Peugeot, dueño absoluto del podio.

Stephane Peterhansel agrandó su historia y ya tiene 13 títulos. El Rey del Dakar retuvo la corona, que adquiere más importancia porque lo hizo después de una dura batalla con Sebastien Loeb.

De diez etapas que se disputaron Loeb se impuso en cinco. No le alcanzó para ganar la prueba por primera vez, ya que a Monsieur Dakar, con apenas dos triunfos, le sobró para sacar una ventaja indescontable.

Tan importante como la conquista de Peterhansel fue el triplete de Peugeot, que llevó hasta el podio a Loeb y Cyril Despres.

Toyota llegó a la prueba con un equipo reforzado, pero nada pudo hacer, como tampoco Mini tuvo el potencial necesario para domar a los leones. Como en 2016, Peugeot se llevó el título gracias a una leyenda viviente.


Comentarios


de lujo