Alerta: Comenzó el corte en los puentes

Petroleras temen efecto cascada por el fallo de la Corte

En YPF crece la preocupación ante una posible ola de recursos judiciales para conocer el resto de sus contratos. El dominó afectaría sobre todo a sus socias privadas. Las cláusulas reservadas del acuerco con Chevrón se harán públicas después del balotaje. La empresa neuquina GyP aclara que sus convenios no son secretos.



#

En el sector creen que, tras el fallo de la Corte, las cláusulas de confidencialidad en contratos de YPF serán letra muerta.

Se abrirá el acuerdo con Chevrón tras el balotaje

Roberto Aguirre

robertoaguirre@rionegro.com.ar

NEUQUÉN (AN).- El día pasó de reunión a reunión en la Torre Madero de Buenos Aires. Los equipos de YPF analizan qué estrategia seguir para atenuar el impacto que podría tener la difusión del contrato con Chevron en Loma Campana, una medida ordenada por la Corte Suprema y que ya despierta preocupación al interior del sector.

Los abogados de la empresa esperan ser notificados por el tribunal de primera instancia, y calculan que a partir de allí pasarán al menos diez días hábiles hasta que deban mostrar la totalidad del acuerdo, tal como determina el decreto de acceso a la información pública. Es decir que no habrá novedades sobre el tema hasta después del balotaje del 22 de noviembre.

Fuentes del mercado especulaban ayer sobre el contenido secreto de ese acuerdo y coincidían en que las condiciones del financiamiento de Chevron al proyecto es el corazón de lo que la compañía buscó mantener en reserva. (Ver aparte)

Mientras YPF analiza su estrategia para reducir los impactos políticos, preocupan aún más los legales. En la compañía temen una ola de recursos para conocer el resto de sus contratos, algo que afecta sobre todo a sus socios privados, que quieren evitar que se difundan ciertas estrategias comerciales que podrían afectar sus intereses.

Y prácticamente todas las empresas que operan en Argentina tienen contratos con YPF, ya sea de UTE, de operación o de prestaciones de servicios. Van desde acuerdos multimillonarios hasta algunos de montos pequeños, como los que puede tener con cualquier pyme neuquina.

Este fue el tema central de una reunión que mantuvieron ayer al mediodía los representantes neuquinos de las empresas en el Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG). El encuentro protocolar derivó en la preocupación de las compañías por la “ventana legal” que abre la publicidad de un contrato con cláusulas confidenciales.

Firmas como Dow, Pampa Energía, Petronas, PAE, Total, Wintershall o Pluspetrol entre otras tienen contratos con la petrolera bajo control estatal.

“A partir de este fallo todos los acuerdos son susceptibles de ser vistos. Las cláusulas de confidencialidad en los acuerdos con YPF son letra muerta”, graficó un abogado especializado en temas energéticos, cuyo estudio tiene como clientes a varias operadoras de Neuquén y que pidió la reserva de su nombre.

Señaló que, de ocurrir una catarata de reclamos, la solución será negociar con el tribunal, mostrar el contrato y argumentar con los papeles en la mano por qué la revelación de una cláusula confidencial podría afectar el interés de la compañía, que en el caso de YPF es también el interés del Estado.


Comentarios


Petroleras temen efecto cascada por el fallo de la Corte