Philippe se declara "jefe militar" y quiere decidir el gobierno de Haití





El jefe militar de los rebeldes haitianos, Guy Philippe, aseguró ayer que no depondrá las armas "a pesar de las presiones internacionales" y amenazó con arrestar al al primer ministro Yvon Neptune, gobernante provisional del país.

Poco antes, Philippe se había autoproclamado jefe militar. Philippe estuvo asomado en un balcón de un cuartel militar ante una multitud que lo vitoreaba. "¡Arresten a Neptune!'' gritaba la multitud.

Philippe dijo que Neptune enfrentará cargos por corrupción administrativa. Con la abrupta partida del presidente Jean-Bertrand Aristide el domingo, los rebeldes parecen aprovechar el vacío de poder, en momentos en que EE.UU. y Francia aumentan su presencia militar en el país.

Se ignora inicialmente el paradero de Neptune, y si infantes de marina estadounidenses o franceses intentarán protegerlo. Neptune era dirigente del partido Lavalas liderado por Aristide y en una época tuvo el cargo de vocero presidencial.

En declaraciones formuladas en Washington, el subsecretario de Estado Roger Noriega desechó el poder que pueda tener Philippe para hacer algo en Haití. "El no tiene control de nada, sólo de una pandilla desorganizada'', dijo Noriega ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

El incremento de la presencia internacional en Haití hará el papel de Philippe "cada vez menos importante en la vida haitiana. Y creo que él probablemente querrá esfumarse'', añadió Noriega. "Le hemos enviado un mensaje. Obviamente, todavía no lo recibió'', dijo el funcionario.

Pero Philippe, quien llegó a Puerto Príncipe en un convoy de insurrectos el lunes, aparentemente proyecta transformar a sus combatientes en la base para reconstruir el ejército haitiano, disuelto por Aristide en 1995. Flanqueado por otros dirigentes de la revuelta, Philippe dijo en conferencia de prensa "Yo soy el jefe''. Cuando se le preguntó qué significaba eso, respondió: "El jefe militar''.

Philipe podría afectar los planes de instalar un gobierno interino compuesto de miembros del partido La Familia Lavalas, de Aristide, y de la oposición. El depuesto presidente haitiano insistió ayer en asegurar que fue secuestrado por Estados Unidos, país que nuevamente descartó esa acusación. En tanto, la Comunidad del Caribe denunció que la salida de Aristide fue un golpe.


Comentarios


Philippe se declara "jefe militar" y quiere decidir el gobierno de Haití