Piccinini ve conexión de Rocafé a Masily-Flavors

Los productos, los números de registro y el mismo gerente desde los 90 a ahora.

Un dato significativo acaba de aportar la defensora del Pueblo en relación con las compras de alimentos sociales por parte de la provincia de Río Negro: puso en evidencia que hubo una virtual "sucesión" de las compras entre Rocafé -la anterior proveedora, del mendocino Juan de Dios Rodríguez- en favor de Masily S.A.

Ana Piccinini señaló a este diario que "a resultas del avance de mis investigaciones surge con claridad que en Río Negro las licitaciones de alimentos para los planes sociales fueron siempre ganadas por empresas en las cuales los productos, sus certificaciones y registros son coincidentes y se repiten a través de los años una y otra vez".

Comenzó señalado la coincidencia más evidente: que "durante los últimos diez años aparece el mismo representante y operador haciendo las veces de tal, primero en nombre de Rocafé, después como gerente apoderado de Masily, y ahora como único representante de Flavors & Cia. S.A.: el señor Daniel Fernández, de General Roca".

Pero fue más allá: señaló que los números del Registro Nacional de Establecimiento de Masily y los números de los certificados de alimentos registrados por Masily en San Luis "son recurrentes en toda la documentación que he analizado". "Siempre aparecen esos números. Siempre son los alimentos de Masily SA, aun cuando se trate de presentaciones a licitación pública de las otras dos empresas: Rocafé antes y Flavors ahora".

Se remontó la defensora a la licitación pública Nº22/99, y allí detectó que se presentó Rocafé S.A., por aquel entonces proveedora de la provincia en materia de alimentos.

"En esa licitación, Rocafé compite con Masily y -lo más llamativo- es que compite contra Masily ofreciendo productos alimenticios de la propia Masily, citando en el expediente los números del Registro Nacional de Establecimiento de Masily, y también los números de RNPA de los productos de Masily, con el agravante de que no aclara que son de Masily". Los presentó con la marca "Hortex", señalando que fueron "elaborados para Rocafé" por un establecimiento con número R.P.E. 19000176-7, que es el que corresponde a Masily.

Piccinini continuó señalando que "esa licitación a que hago referencia la pierde Rocafé, la gana Masily S.A.". Rocafé perdió por no haber presentado los sellados correspondientes y toda la documentación solicitada en el pliego, lo que resulta curioso en una empresa que ya venía contratando con el Estado provincial y conocía sus exigencias ya que las había cumplido en ocasiones anteriores.

En ese tiempo, en la provincia se expresaban críticas por la presunta preferencia del gobierno por la firma Rocafé, de la cual el gobernador de la provincia, Pablo Verani, había sido gerente años atrás. En 2001, "Río Negro" publicó una extensa investigación sobre el tema (ver aparte).

Para Piccinini, "lo llamativo es que el representante de Rocafé en la licitación de 1999, Daniel Héctor Fernández, es el gerente apoderado de Masily en la licitación pública Nº 15/03 del 21 de enero de 2003, para proveer de alimentos preelaborados a los planes sociales de la provincia. Y seguimos con las coincidencias: hoy el representante en la provincia de Río Negro de la empresa que proveyó y pretende seguir proveyendo de alimentos preelaborados en los planes sociales alimentarios provinciales, es decir la empresa Flavors & Cia S.A. es el señor Daniel Héctor Fernández".

Para la defensora del Pueblo, estos elementos "estarían demostrando que Rocafé-Masily-Flavors están emparentadas, no sólo por los rubros que proveen al Estado, sino también por la persona que, sin solución de continuidad y aun variando el nombre de las personas adjudicatarias de las millonarias licitaciones provinciales, sigue siendo el representante de las mismas en distintas etapas y en distintas épocas: el señor Daniel Héctor Fernández, de General Roca".

Por ello, Piccinini concluyó que "es necesario potenciar y profundizar estas llamativas y contundentes coincidencias. Las empresas van pasando, sus nombres son distintos, pero su representante es siempre el mismo ante las mismas contrataciones y con los mismos productos".

Hay que investigar para atrás, hay que remontarse al año 1998 y al 1999, desde Rocafé en adelante, el ingreso de Masily a la provincia, la posterior y paulatina desaparición de Masily y la llegada de Flavors. Esta defensora está convencida de que el análisis hacia atrás va a revelar interesantes tramas al juez", afirmó.


Comentarios


Piccinini ve conexión de Rocafé a Masily-Flavors