Pichetto admite que el oficialismo se debe una autocrítica



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El senador nacional y titular del PJ rionegrino Miguel Pichetto lamentó ayer que ese partido y el Frente Grande vuelvan a presentar listas separadas en la elección municipal, al igual que en el 2011, y consideró que Bariloche “necesita unidad y no un discurso disociador”. Evaluó también que el traumático final de la gestión del exintendente Omar Goye, suspendido por el Concejo y luego destituido por el voto popular, aún merece un análisis más profundo. “Todo el proceso de revocatoria es algo que no pudimos revisar todavía. Nos falta hacer una autocrítica”, dijo Pichetto. Sin profundizar en la cuestión, sólo señaló que “no está bien usar la pobreza como ariete en los conflictos”, en lo que sonó como una crítica al perfil cultivado por Goye durante los 13 meses que duró su gobierno. El senador dijo que en la provincia “es fundamental mantener el proyecto colectivo del Frente para la Victoria para el 2015” y reiteró su cuestionamiento a la bifurcación de ese fuerza en Bariloche. Aseguró haber hecho meses atrás un último intento frustrado por evitar la confrontación entre Carlos Valeri (Frente Grande) y María Martini (PJ). Según contó Pichetto, cuando el diputado Oscar Albrieu quedó sin chances políticas de candidatearse a la reelección, él propuso impulsar a Valeri como precandidato a diputado nacional. Sin embargo, finalmente el intento no prosperó y ese lugar fue para la roquense María Emilia Soria. El presidente del bloque oficialista en el Senado recordó que Goye ganó en 2011 con una mayoría exigua del 30 por ciento y aseguró que Bariloche no puede repetir una historia similar. “No le hago reproches a nadie, cada uno tiene que hacerse cargo -dijo-. Pero Bariloche perdió muchas oportunidades por la fragilidad institucional”.


Comentarios


Pichetto admite que el oficialismo se debe una autocrítica