Piden 14 años por el crimen de una joven en Viedma

El imputado era pareja de la víctima, quien había realizado denuncias por violencia. El querellante solicitó una condena de 18 años, mientras que la defensa la absolución.



VIEDMA (AV).- Por el delito de homicidio simple piden condena para Alejandro Rodríguez, acusado de dar muerte a su novia.

El fiscal de Cámara, Juan Ramón Peralta pidió una pena de 14 años de prisión mientras que la querella reclamó al Tribunal la aplicación de 18 años. La defensa la absolución.

El hecho ocurrió en abril del año pasado tras una discusión protagonizada por María Verónica Folik, madre de dos criaturas, y su pareja en el monoambiente que habitaba la mujer en un hotel ubicado en el barrio Guido de esta capital, donde además la joven trabajaba. Folik recibió tremendos golpes en la cabeza que le provocaron politraumatismo con desplazamiento de la masa cerebral que irremediablemente la llevaron a la muerte poco después de recibir la feroz golpiza.

Para el fiscal Peralta en el juicio quedó probada la relación conflictiva entre el imputado y la víctima, encuadrando la situación en una típica problemática de violencia doméstica que fue en escala hasta terminar en la muerte de la mujer. Para el fiscal fueron fundamentales las huellas encontradas en la escena del crimen, así como el cuchillo con las iniciales del imputado, las zapatillas, las colillas de cigarrillos y el celular de Rodríguez, quien “debió precipitar la huida del lugar por la intervención de un vecino que golpeó la puerta y fue en busca de ayuda”. Valoró también como prueba fundamental las manchas de sangre en el pantalón que vestía el imputado que le pertenecían a la víctima.

Entre otros argumentos, Peralta fundamentó el pedido de 14 años de prisión en base a la crueldad del hecho, en que este homicidio fue la culminación de la escalada de violencia doméstica, cuyos tramos anteriores quedaron documentados en una intervención policial y en los dichos de testigos.

El fiscal desvinculó totalmente del hecho al ex marido de la víctima, por las pericias practicadas, entre otras odorológicas.

En tanto para el abogado defensor, Alejandro Platino, no existen pruebas suficientes para una sentencia condenatoria e interpretó que las huellas dactilares halladas en la heladera del monoambiente donde vivía la víctima eran naturales, teniendo en cuenta la relación sentimental que los unía. La misma valoración realizó respecto de las zapatillas, la colilla de cigarrillo y un cuchillo que pertenecían a Rodríguez y que también fueron encontrados en la vivienda de María Verónica Folik tras el desgraciado hecho.

Respecto de los antecedentes de hechos de violencia ejercido por Rodríguez contra la víctima -entre ellos una constancia policial- el abogado sostuvo que se trató de una contravención por encontrarse el joven en estado de ebriedad en la vía pública, dos meses antes del hecho.

Platino también descalificó el resultado de las pruebas de ADN practicadas en manchas de sangre halladas en el pantalón del imputado al ser detenido a los pocos días del delito.


Comentarios


Piden 14 años por el crimen de una joven en Viedma