Piden a Interpol la captura de Ruth Montecino

Junto con su hermano Héctor Montecino, también prófugo, están sindicados como cabecillas de una banda narco. Surgen más detalles de la red que movía millonarias sumas en la zona.



#

La mujer ya fue sometida a un juicio oral por venta de estupefacientes y resultó sobreseída.

NEUQUÉN (AN).- La Justicia Federal libró un pedido de captura internacional para Ruth Montecino sindicada junto a su hermano, Héctor Montecino, de ser los cabecillas de una banda dedicada al narcotráfico en la región. Además surgen nuevos detalles de la red montada por la familia Montecino que manejaba un negocios que les generaba remesas por unos 2.000.000 pesos utilizando como pantalla una concesionaria de autos.

Ayer fuentes oficiales le confirmaron a este medio que la Justicia Federal no sólo busca a Héctor Montecino sino también a Ruth. “Por ambos ya se libraron las órdenes de captura internacional por lo que hasta la Interpol los está buscando por ser cabecillas de la banda narco desbaratada el mes pasado”, confió la fuente consultada.

Producto de filtraciones periodística se logró acceder a más detalles de la investigación que realizó la división de Toxicomanía de la policía neuquina y que fue coordinada por la Justicia Federal.

La operación arrancó en marzo cuando se detectaron tres viviendas en Centenario en las que se comercializaban estupefacientes.

Las jornadas de observaciones de la brigada de Toxicomanía sirvieron para hacer un registro de fotos y videos que le ayudaron a identificar a Héctor Montecino, que se encargaba de proveer entre dos y tres veces a la semana la droga a esas viviendas.

Montecino accedía a Centenario por Villa Obrera y siempre lo hacía en vehículos distintos, camionetas todo terreno y autos de alta gama de acuerdo a las pruebas recopiladas por los investigadores. De ahí que se haya determinado que el negocio de compraventa de autos de los Montecino haya sido utilizado de pantalla.

Esos datos le sirvieron a la Justicia Federal para intervenir el celular de Montecino quien recibía llamadas y mensajes de texto en los que le solicitaban cantidades de marihuana y cocaína que oscilaban entre 1 y 10 kilos, dependiendo el vendedor.

Producto de estas escuchas los investigadores pudieron determinar que a los tres distribuidores de Centenario se sumaban unos 15 en Cipolletti. Además la familia Montecino tenía dos lugares de acopio de droga, uno en el centro cipoleño y otro en una chacra ubicada en la Avenida de Circunvalación y la ruta 151.

La certera investigación derivó en el megaoperativo realizado el 23 de septiembre en el que se incautó en total 172 kilos de marihuana, 21 de cocaína, 700.000 pesos y 60.000 dólares. Además se detuvo a unos 10 distribuidores y a cuatro mujeres, la madre, hija, ex pareja y actual de Héctor Montecino que le ayudan en las entregas de droga.

A todos se les dictó al prisión preventiva por integrar una banda narco. No obstante continúa la búsqueda internacional de los prófugos hermanos, Héctor y Ruth Montecino, sindicados como cabecillas de la banda.

Archivo


Comentarios


Piden a Interpol la captura de Ruth Montecino