Piden condena por homicidio culposo



Por la muerte de un chico de 8 años

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB)- El fiscal de Cámara Enrique Sánchez Gavier pidió tres años de prisión efectiva a Wálter Miguel Añual (29), quien llegó a juicio acusado de portar un arma de calibre 9 milímetros y dejarla al alcance de un menor de 10 años, hijo de su concubina, que mató de un balazo a su primo de sólo 8 años. En caso de ser condenado Añual deberá cumplir su pena en la cárcel, porque ya registra varias condenas, por las que sumó 7 años de prisión, y registra otras causas pendientes sobre las que también podría recaer condena. Añual negó portar armas y ser el propietario del arma homicida, y desplazó la responsabilidad que le adjudican hacia una pareja que pernoctó en su domicilio la noche anterior al suceso. Las autoridades establecieron que la pistola que mató al niño también está involucrada en una causa por abuso de armas iniciada dos días antes, en la que Añual está imputado. Ayer declararon los tres últimos testigos, en relación con la conducta del niño homicida y el momento en que vieron muerto al menor de 8 años, incorporaron el informe del psicólogo forense Oscar Benítez, y presentaron sus alegatos el fiscal y el defensor oficial. Para el fiscal Sánchez Gavier, el relato del niño homicida en relación a los presuntos encapuchados que ingresaron a la casa con intenciones de robo y mataron a su primo, “no convenció y es inconcebible”. Recordó que “el niño vive en un ambiente de delincuentes”. Le reprochó a Añual “haber guardado un arma cargada en una casa donde vive un chico”, que la curiosidad de un niño “no puede ser considerada sorpresiva”. En la casa donde murió Diego Nuhilcafil se domiciliaba la pareja formada por Añual y Sandra de los Ángeles Quintero, ambos con condenas y antecedentes penales, y desde el inicio de la investigación las autoridades se inclinaron más hacia la ocurrencia un accidente doméstico por la manipulación imprudente de un arma de fuego, que con un homicidio doloso. La víctima vivía a unos 100 metros de esa casa, y su madre, Paola Painefil, es medio hermana de Sandra Quintero.


Comentarios


Piden condena por homicidio culposo