Piden detener nuevamente viudo

Actualizado a las 10:41

BUENOS AIRES (DyN) - El juez de San Isidro Diego Efraín Martínez deberá resolver en las próximas horas si accede o no al pedido fiscal de detención del ex agente de bolsa Carlos Carrascosa por el asesinato en 2002 de su esposa, María Marta García Belsunce, informaron fuentes judiciales a DyN. Martínez, titular del juzgado de garantías 5, actúa como juez subrogante en el juzgado de garantías 1, donde estaba Diego Barroetaveña -quien liberó a Carrascosa y luego fue ascendido a un tribunal oral porteño- y por ello tendrá la responsabilidad de dictar o no la prisión preventiva.

Esta mañana a primera hora el fiscal de San Isidro Diego Molina Pico elevó al juzgado su solicitud de detención de Carrascosa imputándole el delito de homicidio agravado por el vínculo de su mujer. El pedido del representante del Ministerio Público se demoró menos de 24 horas desde que la Sala I de la Cámara de Apelaciones de San Isidro reiterara que Carrascosa debía ir a prisión, en contra de la revocación dictada en su momento por Barroetaveña.

Acaso previendo el cambio de su situación procesal, la semana pasada Carrascosa cambió de abogado defensor: desistió de José Scelzi y contrató al abogado Alberto Néstor Cafetzoglus, un prominente procesalista de San Isidro, quien participó recientemente en la celebración del Convenio Anti-Impunidad entre el Colegio de Abogados de esa localidad y el Ministerio de Justicia de la Nación. Cafetzoglus fue abogado del intendente de Vicente López Enrique "Japonés" García y autor, entre otras obras, del libro "Delitos con Drogas", publicado en 1991.

El fiscal Molina Pico vinculó el crimen de María Marta García Belsunce con las actividades del Cártel de Juárez, una organización ilegal mexicana dedicada al narcotráfico. La Sala I que volvió a dictar la prisión preventiva de Carrascosa está integrada por los jueces Oscar Quintana y Ernesto García Mañón. A Maria Marta García Belsunce la encontraron muerta en el baño de su casa en el country "Carmel", el 27 de octubre de 2002, y su viudo y parte de la familia sostuvieron la versión de que había patinado en la ducha y se golpeó con las canillas, pero dos meses más tarde se exhumó el cadáver y las pericias determinaron que tenía cinco balazos en la cabeza.


Comentarios


Piden detener nuevamente viudo