Piden flexibilizar el ingreso de "golondrinas"

Preocupa la falta de mano de obra para levantar la cosecha

ALLEN (AA).- La escasez de trabajadores rurales locales que se presentaron hasta el momento en las chacras, para levantar la cosecha durante esta temporada, preocupa al sector productor.

Tal es así, que se solicitará a las autoridades de Trabajo de la provincia que se efectúe una "flexibilización" en los operativos de control para facilitar el ingreso de los obreros "golondrinas" que llegan del norte del país.

Así lo informó el vicepresidente de la Federación de Productores de Río Negro y Neuquén, Juan Carlos Fiñana, quien dijo ayer a este medio que el organismo espera concretar durante esta semana un encuentro con la titular de la cartera laboral rionegrina, Ana Piccinini, y autoridades del área de Empleo.

Cerca del 50% de la pera William"s está todavía en la planta por esta causa y existe también preocupación entre los empresarios por los problemas de presión que pueda tener esa fruta si no se cosecha rápido.

El dirigente productor de la zona de Valle Medio, sostuvo que "hay poca gente en las chacras" y se necesita una mayor mano de obra principalmente en la región del Alto Valle.

"Estamos precisando más trabajadores" para hacer frente "al fuerte de la temporada que se da a mediados de febrero aproximadamente, con la largada de la cosecha de manzanas", dijo Fiñana.

En este sentido, sostuvo el chacarero, se formalizará una solicitud al gobierno provincial para permitir el mayor ingreso de los "golondrinas" a la zona.

"Vamos a pedir simplemente que sean un poco más flexibles con la gente de afuera que viene a trabajar, porque hace falta gente ahora, y más cuando salga la manzana", señaló.

Si bien resultó llamativo el panorama descripto por el productor, dado el nivel de desocupación existente en la región, Fiñana opinó que "mucha gente de la zona prefiere otras tareas o están con los planes de trabajo, y también hay gente que no quiere ir a las chacras. Por eso sigue faltando gente", afirmó.

Desde principios de enero la secretaría de Trabajo de Río Negro inició los operativos de control para determinar el estado de contratación de los obreros rurales y conocer el destino de aquellos que vienen de otras provincias, en su mayoría del norte argentino.

Incluso desde aquí se remitieron durante los últimos meses notas a los gobiernos de distintas provincias norteñas, informando sobre el decreto provincial que fija la obligatoriedad en la priorización de mano de obra local.

Se pretendía de este modo informar sobre tal situación para evitar las viejas problemáticas que suelen darse durante cada temporada de cosecha, en aquellos casos en que los trabajadores viajan a la zona sin ningún tipo de vinculación laboral previa y a menudo quedan "varados" en el Valle.

No obstante, ante la falta de mano de obra los chacareros pretenden lograr medidas más flexibles en relación a estos controles.


Comentarios


Piden flexibilizar el ingreso de «golondrinas»